Conocer Bellamar, privilegio que entorpece bloqueo de EE.UU.

El bloqueo impuesto por los Estados Unidos a Cuba impide a los ciudadanos norteamericanos recorrer, en calidad de turistas, las Cuevas de Bellamar, Monumento Nacional de notables valores naturales, afirmó Rosa Meylín Díaz García, administradora del destino.

Afirmó Díaz García que unos 14 mil 500 excursionistas foráneos accedieron al privilegio de conocerla durante este año 2018, principalmente procedentes de Canadá, China, Francia, Rusia y Alemania; sin limitaciones legales la cifra ascendería con el cercano público norteamericano.

El centro turístico en activo más antiguo de Cuba, ubicado en la periferia de la ciudad de Matanzas, recibió desde enero hasta octubre último a unos 35 mil 900 visitantes nacionales y extranjeros interesados en constatar la belleza subterránea de la paleocaverna Bellamar, abierta al público poco después de su descubrimiento en 1861.

Caprichosas formaciones de calcita, tonalidades diversas en las paredes subterráneas y atractivas leyendas, como la asociada al llamado “baño de la americana”, confirman a Bellamar como atractivo espacio para la contemplación, la recreación y el estudio de la naturaleza.

El destino del Grupo Extrahotelero Palmares, además de la posibilidad de visitar la espelunca, ofrece servicios de restaurante, venta de souvenires y acceso a un pequeño parque de diversiones en un ambiente acogedor, seguro y en contacto con la naturaleza.

Una sala de proyección en 3D, restaurante, un snack bar, el parque infantil y la tienda de souvenires se complementan en Las Cuevas con la oportunidad de recorrer unos interesantes 700 metros bajo tierra, que ilustran la riqueza de unos 23,6 kilómetros explorados de caverna.

Entre las principales legislaciones y disposiciones administrativas que establecen y rigen la política del bloqueo contra Cuba se incluye la Ley de Reforma a las Sanciones Comerciales y Ampliación de las Exportaciones (2000), que prohibió los viajes de estadounidenses con fines turísticos a la Isla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *