El danzón tiene espacio para todas las edades

Hablar del Cuba Danzón en Villa Clara es motivación grande, por eso antes de la fecha siempre tratamos de hacer una gran competencia para que la mejor pareja asista al evento principal, comentó Raúl de Jesús Herrera Romay, presidente de los Clubes Amigos del Danzón en ese territorio del centro de la Isla.

Desde el día 15 hasta el 18 último, representantes de todas las provincias del país coincidieron en la ciudad de Matanzas para participar en la XVI edición del Festival Cuba Danzón 2018, fiesta de identidad y tradiciones que se desarrolla cada dos años en la urbe de ríos y puentes.

Realmente la motivación del Cubadanzón es tan grande que ya planteamos en el territorio villaclareño la necesidad de tener un evento nacional homólogo, no tenemos el nombre bien definido pero queremos hacerlo en marzo del año venidero, añadió Raúl de Jesús.

El cine teatro Velasco acogió las sesiones principales de competencia entre una veintena de parejas de las cuales más del 50 por ciento estaban integradas por jóvenes dispuestos a mostrar su talento en el baile centenario que nació de la mano de Miguel Faílde en el siglo XIX.

La creciente participación de las nuevas generaciones distinguió para bien la XVI edición de una cita que procura ofrecer escenarios para ilustrar la vitalidad del género que encuentra su cuna en la llamada Atenas de Cuba, afirmó Laureano Alfonso, presidente de la Asociación de Danzoneros de Matanzas.

El Festival Cuba Danzón posee en el movimiento de aficionados un sostén protagónico; desde niños de cinco años hasta las personas de la tercera edad se sensibilizan con el evento que se desarrolla hace más de una década para resaltar los valores más auténticos de la cubanía, resaltó Luisa Amaro Martínez, funcionaria de la dirección provincial de Cultura en Matanzas.

Atenas Danzón, proyecto que en el año 2016 surgió con el empeño de la Brigada de Instructores de Arte José Martí, demostró en ocasión del Festival que concluyó el domingo último, la belleza de aproximar a los niños al baile nacional desde muy temprana edad.

Para Raúl de Jesús Herrera Romay la participación juvenil es uno de los mejores logros del Cuba Danzón 2018, y retornará a Villa Clara con el buen gusto de la experiencia yumurina, más convencido de la necesidad objetiva de alimentar los clubes con nuevos bailadores, porque el género tiene espacio para todas las edades.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *