Cuba garantiza la protección jurídica a la infancia y la adolescencia

A 29 años de que la Asamblea General de Naciones Unidas (ONU) adoptara y pusiera en vigor la Convención de los Derechos del Niño, de la cual Cuba es estado signatario, la isla caribeña es reconocida como nación modelo en el cumplimiento de este instrumento legal y por exhibir favorables indicadores en cuanto a la protección jurídica a la infancia y la adolescencia.

Resalta el hecho de que el gobierno revolucionario cubano no esperó por la adopción de ningún tratado o cumbre internacional para consagrar su voluntad de proteger y garantizar los derechos de los niños.

Desde la década del 60 del pasado siglo entraron en vigor medidas, programas y una legislación que aseguraba que niños y adolescentes son titulares de los mismos derechos de que gozan todas las personas, más otros específicos derivados de su condición de personas que están creciendo.

Pese a las limitaciones que desde el punto de vista económico y financiero ha enfrentado la mayor de las Antillas, su Gobierno y sus instituciones han demostrado siempre el compromiso explícito de mantener los logros en la protección de la infancia y la adolescencia, garantizados por  la implementación de un sistema jurídico integrado y que sus múltiples derechos estén refrendados en un cuerpo legal de obligatorio cumplimiento para todos.

Así lo explica en entrevista concedida a Radio 26 Alina Domínguez García, fiscal jefa del Departamento de Protección a la Familia y Asuntos jurisdiccionales en la Fiscalía provincial  de Matanzas.

“La Fiscalía forma parte del Grupo coordinador provincial rectorado por el Ministerio de Justicia conocido como Proyecto Por un Mundo al Derecho, que se encarga de divulgar los derechos de la niñez mediante múltiples actividades  en coordinación con Educación y su red de escuelas y bibliotecas, la UJC, la Federación de Mujeres Cubanas y otros organismos. Teniendo en cuenta nuestra función, la Fiscalía acomete la generalización de los derechos relacionados con la protección de los menores, o sea, cuáles son las principales leyes cubanas que amparan a la niñez desde todos los puntos de vista y velamos porque se cumpla en el país lo que esta refrendado en la Convención”.

Foto de la autora.

¿Que legislación cubana aborda la protección jurídica de la infancia?

“En primer lugar, tenemos la Constitución de la República de Cuba, que de manera general regula la protección de los ciudadanos, y en particular de la niñez, también el Código de la Familia. Por solo citar algunos  ejemplos, el Derecho a la Igualdad que proclama la norma internacional se materializa en que los niños cubanos tienen que ser reconocidos por sus padres sin tener en cuenta la forma de unión de sus progenitores. Anteriormente la legislación hablaba de hijos legítimos o naturales, eso se modificó y ahora en ningún documento relacionado con el nacimiento se consigna si sus padres están unidos por el matrimonio legal o no.

“El Derecho a la supervivencia se concreta en nuestro sistema de Salud estructurado con un esquema de vacunación desde edades tempranas y la ley incluso establece figuras delictivas para cuando se afecte la atención a la salud de un infante, aunque sean sus propios padres. Nuestros pioneros realizan múltiples actividades, asambleas, congresos y ahí se manifiesta el Derecho a la participación, a expresar opiniones y ser escuchados; esta garantía  se concreta también en un proceso de litigio por adopción ante el Tribunal, donde un niño mayor de siete años puede expresar su voluntad y preferencia. En fin, nuestras leyes protegen los derechos de los niños consignados, como también su integridad física”.

Puntualizó además, cómo  el nuevo proyecto de Constitución de la República de Cuba próximo aprobarse, en su Título IV Deberes, Derechos y Garantía ratifica la protección plena a la niñez y la adolescencia e incluso incrementa los artículos destinados a la Familia, teniendo en cuenta que es la célula fundamental de la sociedad, donde nace el niño, da sus primeros pasos y comienza a incorporar modales y valores para su futura formación ciudadana.

Según argumento la experta jurista, más allá de lo que hace el Estado cubano para garantizar que los pequeños disfruten de una infancia feliz, todavía existen algunos espacios familiares del país donde varios de sus derechos son vulnerados, a partir de fenómenos negativos que han proliferado en nuestra sociedad.

La especialista en los asuntos de familia y jurisdiccionales que atiende la Fiscalía provincial, lamentó la presencia de menores en algunos episodios de violencia intrafamiliar, la incitación a participar en hechos delictivos e incluso procesos de niños víctimas de agresiones sexuales.

“Estos casos aislados los tenemos bien identificados y los trabajamos con los factores de la comunidad. El tema prevención es una prioridad para nosotros, especialmente ante las manifestaciones de conductas negativas, familias disfuncionales, donde exista alcoholismo, proxenetismo o corrupción de menores y en materia penal nuestras leyes son rigurosas ante cualquier situación que afecte  el desarrollo pleno de la niñez y la adolescencia.

“No podemos conformarnos con los logros y resultados de Cuba en materia de protección a la infancia, debemos hacer un  análisis de cuánto queda por materializar y cuánto nos corresponde aportar para elevar la cultura jurídica, teniendo en cuenta que siendo los niños y niñas los principales  destinatarios de la Convención, las instituciones estamos  en el deber de extender mucho más su conocimiento  en la sociedad” —acotó por último Domínguez García.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *