Search
Monday 23 September 2019
  • :
  • :

Joya histórica de picheo en Series Provinciales de Béisbol

Jorge Luis ·Tati” Valdés.

Las Series Provinciales de Béisbol en Matanzas acumulan actuaciones individuales y colectivas de mucha trascendencia desde aquel primer certamen convocado por la entonces Dirección General de Deportes (DGD) en el año 1960 y que tuvo como titular al fuerte equipo del Acueducto, de la Ciudad de los Puentes.

Son bastantes las hazañas de los mejores jugadores matanceros que buscaban el grado a las Series Nacionales o de la combatividad de los equipos municipales en busca del triunfo, sobre todo en aquellos años en el que el béisbol matancero brillaba desde la base.

Colectivamente los 14 campeonatos conseguidos por el pequeño municipio de Limonar, trece de ellos bajo la dirección de Gerardo “Sile” Junco, constituyen marcas a las que todavía otros territorios y directores no han podido llegar en 55 años de estos certámenes.

En el caso de actuaciones destacadas hay algo ocurrido hace 38 años que no he podido olvidar. Aconteció la noche del 15 de septiembre de 1984, en el estadio Cerro Pelado, de Jovellanos, cuando medían sus fuerzas el equipo local, con Jorge Luis Valdés en la lomita, y la selección de Limonar, que presentó al también zurdo Roberto Álvarez.

Sinceramente les digo que nunca, incluidas las Series Nacionales, narramos en compañía de Ricardo Medina por Radio 26 tantos ponches como ese día.
El juego comenzó pasadas las 9 y 30 de la noche por motivo de la lluvia. Los señalados abridores estaban imbatibles entrada tras entrada sin permitir libertades hasta el décimo episodio que hubo que sellarlo a las 12 y 30 de la madrugada (ya era día 16) empatado cero a cero.

“Tati” Valdés.

Hasta ese momento Jorge Luis Valdés, de los 30 outs posibles, había sacado 25 por la vía del ponche, récord impresionante en cualquier tipo de béisbol, mientras que Álvarez logró eliminar a 17 jovellanenses por la propia vía. En el caso de Valdés, retiró a 22 bateadores de forma consecutiva hasta el octavo inning, cuando propinó un pelotazo y en el noveno le dieron un hit. A Roberto Álvarez le conectaron cinco jits y regaló tres boletos.

El juego lo reanudaron a las 2:00 de la tarde del propio día 16 en el estadio Emiliano Ayllón, de Limonar, con los relevistas Pedro González, por los visitantes, y Eduardo Terry, por los de casa y solamente duró una entrada, ya que Jovellanos logró fabricar la carrera decisiva.

Como el béisbol es un deporte lleno de sorpresa, luego de jugar inmaculadamente la defensa limonareña durante diez episodios, un error del antesalista Miguel Pérez, con dos outs y las bases llenas en el onceno, provocó la carrera de la victoria, sucia a la cuenta de Terry.

Los números finales del partido fueron:

Limonar: 0 carrera, 2 hits, 1 error

Jovellanos 1 carrera, 6 hits, 0 error

Ganó: Pedro González

Perdió: Eduardo Terry.

Los 25 ponches propinados por “Tati” Valdés aquella noche en el Cerro Pelado parece ser una marca eterna para Series Provinciales al igual que los 42 entre él y Álvarez.

Este juego, indiscutiblemente, es una de las joyas históricas de picheo de las Series Provinciales.



Comentarista-narrador deportivo en Radio 26. Matanzas. Cuba. Vive en Matanzas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones