Search
Monday 23 September 2019
  • :
  • :

Otorgan Premio White en Matanzas

El premio es entregado a la hija de Carmelo Marrero

Carmelo Marrero Alpízar, director de la sonora Lira Matancera desde hace casi 5 décadas, mereció el Premio White 2018, que otorga la filial de música de la UNEAC en Matanzas.

Especial reconocimiento mereció también el resto de los nominados: el trompetista Rodolfo Horta, director del quinteto de viento Atenas Brass Ensemble, María Victoria Oliver, profesora de la Escuela Profesional de Música e investigadora musical, Bruno Villalonga Millares, fundador del grupo Yaguarimú y director de la Jazz Band Juvenil Swing Cubano y la cantante solista y profesora de canto coral en la Escuela Vocacional de Arte Rosaida Pita. 

Durante la gala, celebrada en la Sala de Conciertos José White de la ciudad de Matanzas, la repentista Tomasita Quiala recibió el premio La bella cubana, otorgado cada año a mujeres cuya trayectoria contribuye al enriquecimiento y desarrollo de la música cubana.

La artista protagonizó una presentación exquisita de improvisación junto al poeta Orismay Hernández, director de la Casa Naborí, de Limonar y miembro del jurado, en el que también intervinieron el guitarrista concertista Ildefonso Acosta, como presidente, la investigadora y profesora de música Iraida Trujillo, Ana Pérez Herrera, integrante de los Muñequitos de Matanzas y la periodista Ana Valdés Portillo.

La décimo novena edición del White, sirvió igualmente para reconocer al maestro Alberto García Alfonso, por sus 60 años de vida artística, el aniversario 45 de la creación del grupo Nuestra América, fundadores del Movimiento de la Nueva Trova en la provincia Matanzas y los 30 del cuarteto Fantasía.

Estas formaciones también hicieron gala de la excelencia de su arte. En el caso de Fantasía, interpretaron varias piezas de la autoría de José White. En el programa incluyeron una versión vocal de La bella cubana, composición emblemática del eminente violinista matancero, junto a integrantes del Coro de Cámara de Matanzas y estudiantes de canto coral de la Escuela Profesional de Música. Nuestra América ofreció un recorrido por algunos de los temas que los han acompañado durante sus cuatro décadas y media.

Durante la jornada, dedicada al centenario del fallecimiento de José White, los miembros de la UNEAC develaron una tarja conmemorativa en la casa donde nació, ubicada en la Calle Milanés, entre Magdalena y Ayllón y la profesora María Victoria Oliver ofreció una conferencia sobre la vida y obra del excelso músico que conquistó los escenarios de París cuando, en 1856 ganó el primer premio de violín en el Conservatorio de la ciudad francesa.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones