Search
Thursday 19 September 2019
  • :
  • :

Sitio aborigen Canímar develará sus misterios el próximo año

Sitio aborigen Canímar develará sus misterios el próximo año

Matanzas, Cuba.- La demora en la apertura de la gruta del San Juan, un proyecto de espeleólogos matanceros en coordinación con la Fundación Antonio Núñez Jiménez de la Naturaleza y el Hombre, empeñado en ofrecer en tercera dimensión pasajes subterráneos y vistas de exuberantes lugares del archipiélago cubano, fue el pretexto para hurgar sobre las excavaciones que esperan desentrañar los enigmas de uno de los cementerios aborígenes más llamativos de la nación: Canímar Abajo.

Se conoce que Canímar Abajo –situado en el río del mismo nombre a escasos cuatro kilómetros de la ciudad de Matanzas- como sitio de enterramiento y de población aborigen se muestra receloso en develar los por qué de inhumaciones fuera de lo común, evidencias de la existencia de la sífilis precolombina o hasta de la presencia de un individuo negroide con fechado muy anterior al llamado Encuentro entre Dos Mundos.

Ahora las pesquisas toman carácter de Proyecto y agrupan entre otros a la Dirección provincial de Cultura y su grupo de investigación, a integrantes de la Fundación Antonio Núñez Jiménez, a la Sociedad Espeleológica de Cuba y su filial matancera y hasta al Departamento de Antropología de la Universidad canadiense de Winnipeg. Para conocer más sobre la investigación conversamos con la Doctora en Ciencias Silvia Hernández Godoy, la jefa del Proyecto.

Silvia se muestra sonriente y hasta cómplice cuando explica: “las investigaciones que realizamos pueden remover tesis que se encontraban bien instauradas en el pensamiento científico en relación con que grupos pescadores, recolectores y cazadores, con antigüedad de tres mil años antes del presente, conocen y manejan cultivos vegetales como el maíz, la papa, el boniato”.

¿Empezarían con la alimentación?, comenzamos.

SHG: Perseguimos una perspectiva más amplia. Ahora estudiamos isótopos para conocer el tipo de alimentación de estas poblaciones humanas antiguas, pero también pruebas de ADN que nos ayudarán a identificar posibles migraciones, con el concepto de estudiar el sitio en toda su dimensión como cuenca hidrográfica, puesto que las comunidades de la región tenían un punto de intercambio con el medio ambiente.

Sitio aborigen Canímar develará sus misterios el próximo año
¿Cuántas disciplinas intervienen en la pesquisa?

SHG: Son investigaciones que comprometen los campos histórico, antropológico, medioambiental e incluso, tiene también una dimensión educativa porque se trata de un ejercicio de arqueología con la comunidad, con el Consejo Popular Canímar para que sus integrantes conozcan de ese patrimonio arqueológico y lo protejan.

¿Y de resultados?

SHG: Estamos trabajando para exhibir resultados en el transcurso del próximo año.

¿Y aportaría a la afirmación que de Canímar es el sitio de enterramiento aborigen más antiguo del país?

SHG: Es el más antiguo en fechado de restos óseos, porque hay otros como los de Holguín y otros sitios, pero no con fechado en restos óseos.

Y del enigma del negroide, ¿qué podemos esperar?

SHG: Es una de las tesis que se debatieron en la década de los 90. Pero debemos ser cautelosos porque es sabido que estas poblaciones tenían un grado de mestizaje. Existían aborígenes con rasgos mongoloides como la mayoría de la población nativa americana. Pero debemos recordar que Luis Montané Dardé en sus investigaciones de Boca del Purial, en la década de los 80 del siglo XIX, los restos óseos que encontró demostraban algunos índices, antropológicamente hablando, que podían tener relación con las poblaciones negroides, eso significa que tienen algunos rasgos, pero decir que hay una población desde África, no sería hasta ahora una tesis demostrada.

Pero quedan enigmas por dilucidar…

SHG: Sí. El sitio tiene una habitación aborigen que dada de tres mil años antes del presente, en una visión histórica actual; sería 1380 antes de Nuestra Era, es decir, siglo XIV y termina la ocupación del cementerio tardío del sitio hacia el 800 de N.E, son varios milenios de ocupación. Y esto es el enigma sobre el que estamos trabajando. Como también de la selección de ese espacio simbólico para enterramientos, pero además, el espacio de tiempo que hay entre el cementerio temprano y el tardío.

¿Qué se intenta demostrar, en caso de alguna teoría o hipótesis?

SHG: Indagamos sobre la dinámica de la formación del montículo, es decir, los elementos antrópicos que se formaron. A ver, si la población del cementerio temprano es la misma que la del cementerio tardío.

¿Entonces hay que recorrer toda la franja del río?

SHG: Eso queremos demostrarlo con otras acciones porque podríamos sugerir que se ha utilizado el río para marchar hacia territorios adentro, por ejemplo, el caso de Manuelito, cercano a la parte aguas sur de la cuenca, cuyo fechaje radio carbónico data del mismo tiempo del cementerio tardío. En esencia, podemos decir y es la hipótesis que hubo una ocupación larga, continua de esa cuenca.

Sitio aborigen Canímar develará sus misterios el próximo año

Trabajo para largo tiempo…

SHG: Indudablemente, porque la arqueología no la puede hacer sólo una persona, parte de un equipo multidisciplinario y por eso podemos llegar a estos resultados. Mientras tanto, ubicaremos los espacios de asentamiento, de sus talleres y eso lleva un montón de trabajo.

  • Radio Rebelde



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones