Search
Sunday 17 November 2019
  • :
  • :

El amor es la única razón legítima (+audio)

Aunque quisiera, Rogelio Boza Rivero no podría ocultar su profesión: es educador de la cabeza a los pies. No es extraño que en plena calle intente corregir el mal comportamiento de un joven, le solicite bajar la voz o dirigirse con cortesía a las niñas y, en no pocos casos, enfrente la resistencia de sus coyunturales discípulos, claro está, sin quebrar la más mínima regla de urbanidad.

En tales trances, últimamente frecuentes, habla de decencia, respeto y moral, términos que ya casi nadie menciona y, peor aún, practica. Al desempolvarlas, las palabras adquieren el significado primigenio y la radical eficacia de un disparo. Unos se ríen y otros lo ofenden, pero todos se turban ante el rigor del maestro que riñe sin alzar la voz, que no desvía la mirada hasta hallar en los ojos de su interlocutor al menos una chispa de bondad o vergüenza. Él sabe que la sociedad cambió y con ella, sus paradigmas, pero los principios deben ser inflexibles, pues de lo contrario “¿Qué nos queda?”, se pregunta.

Esa misma interrogante se la plantea con frecuencia, pero en otro contexto cuando analiza el saldo de toda una vida dedicada al magisterio y la respuesta lo regresa al motivo que lo llevó a las aulas: el amor a la enseñanza. Y aunque no cree en adivinaciones sabe que para él educar es la estrella que guía su camino.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones