Search
Friday 20 September 2019
  • :
  • :

Mi vida en curso…para no perder la perspectiva

En el arte de pintar

hay un pintor en Matanzas

que con su pincel alcanza

ave, hombre y animal.

No queda un solo lugar, ni a lo largo ni a lo ancho,

que envuelto en el zafarrancho

de abstracción y realismo se le escape al fiel lirismo

de ese Quijote que es Sancho.

Tony Ávila

La exposición Mi vida en curso, dibujo, pintura y escultura no se trata de una suma de obras recopiladas para ser presentadas, ni siquiera intenta sondear la travesía de un joven quien atesora un intenso camino recorrido.

Sin procurarlo, se trata del resultado de los diez años de creación artística del cardenense Adrián Gómez Sancho, uno de los artistas matanceros seleccionados para presentar su obra durante la venidera edición de la Bienal de La Habana, por primera vez con subsede en Matanzas.

Quienes visiten la galería Esquerré, de la urbe de ríos y puentes, antes de que concluya febrero, disfrutarán de una muestra singular donde confluyen lo anecdótico y lo irreal, lo vivencial y lo improbable, la emoción y el raciocinio, todos conectados por el dominio de las técnicas empleadas y un profundo sentido del arte.

“Mi vida en curso no es más que el proceso creativo de dos años, entre 2017 y 2018, donde incluyo por primera vez la escultura en una de mis exposiciones personales. Aunque parezca, no es una retrospectiva de estos diez años de la labor humilde.

“Me parece que mencionar el nombre de David Mateo le aporta una gran fuerza a toda esta creación. Su fuerte crítica y su maestría me han servido mucho para continuar pintando, dibujando.”

Según expresa el crítico de arte David Mateo en las palabras al catálogo “Adrián Gómez Sancho transita de manera rápida y segura hacia la conformación de una iconografía propia. La factura de sus obras despeja cualquier tipo de duda acerca de su habilidad técnica o su capacidad imaginativa para la conformación de imágenes dibujísticas de carácter fantástico, sobre todo aquellas que combinan lo fabular con lo verídico, lo ordinario con lo sublime…”

A esto la especialista Sheyla Castellanos agregó que “la gran variedad de piezas de este prolífico joven, actualmente, está definida por sólidos y recurrentes elementos que la hacen peculiar. En la mezcla de su propia técnica y estructura compositiva, el uso de símbolos en función de apasionadas temáticas nacionalistas, personales y religiosas, ya hay una obra propia, ya existe esa coherencia identitaria que buscamos y sabemos reconocer cuando vemos la creación que define a todo artista.”

“Esta exposición es resultado de estos diez años, pero no está conformada por obras creadas en diez años, sino que constituyen mis más recientes creaciones.

“Para la muestra incluí otro animal entre mis piezas: el toro. Ya las aves y los peces, símbolos como la moneda, estaban presentes en mis cuadros. Me atrajo el simbolismo del toro, contrastando con lo que es el entretenimiento con el animal. Me parece más interesante trabajarlo a partir de un contexto más romántico, específicamente el animal hacia su propia defensa.”

Dedicada a la memoria del crítico cardenense Rufo Caballero, Mi vida en curso reúne cerca de medio centenar de dibujos, pinturas y esculturas. Grafito, lápiz de color, plumilla, óleo, acrílico, pastel, papier maché y objetos comunes dan vida a esta selección visual.

Luego de un exhaustivo análisis, Adrián Gómez Sancho integra la nómina de artistas cuyas piezas distinguirán la Bienal de La Habana en la subsede matancera, un mérito alcanzado en consecuencia con su estabilidad, los nuevos valores que desde el punto de vista conceptual y estético conquistan sus obras y el compromiso de este joven con la creación artística.

“Mi pieza Virgen que llegas por agua ha causado muchas expectativas en el público porque la obra al final será regalada a quien esté interesado. Para mí estar acorde al nivel que exige una Bienal, sobre todo cuando es la primera vez que llega a Matanzas, es un compromiso.”

Incluso con el gran reto que constituye ser parte de la Bienal de La Habana en su décimo tercera edición, el artista cardenense ya se plantea otros proyectos para el 2019.

“Después de la Bienal me invitaron a exponer en el Museo de Arte de Matanzas; también tengo una muestra preparada para la galería Génesis. Feliz de que la labor creativa continuará y de que este 2019 será un año cargado de eventos y exposiciones.”

Mi vida en curso, dibujo, pintura y escultura es una exposición sui géneris, llena de conceptos que trascienden las representaciones para provocar reflexiones encontradas en los espectadores.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones