Search
Monday 23 September 2019
  • :
  • :

El futuro de Cuba

Si me preguntaran cómo describiría a Cuba dentro de unos años, después de refrendada la nueva Constitución de la República, les diría que presentará avances económicos y sociales a tono con el marco internacional que envuelve al país y que se apreciarán cambios estructurales de envergadura. Pero, a mi entender y estoy segura que al de muchos, les diría que se mantendrán inclaudicables los sentimientos de dignidad y de amor a la Patria que caracterizan a los
cubanos.

Y eso se aprecia desde la raíz de la historia de la nación, siglo y medio atrás, pero más cercano, cuando uno observa y se conmueve en cómo, ante las tropicales catástrofes naturales que desafían a la Isla, se alza como baluarte de persistencia la unidad del pueblo.

Es esa unidad proclamada por Martí cuando llamó a Gómez y a Maceo, a veteranos y jóvenes, para la gran guerra necesaria; es esa que enarbolaron las generaciones de principios del siglo XX hasta desencadenarse en la cohesión en torno al movimiento 26 de Julio; la misma que promovió a los partidos e ideologías de izquierda a reconocer a Fidel como el máximo líder de la Revolución.

La unidad que mantiene en bloque monolítico los cimientos de las montañas y las tierras llanas. La que siguió a Raúl y que ahora se presenta como continuadora de una pasión en la confianza depositada en Díaz-Canel y los futuros dirigentes que tendrá el país.

Porque lo fundamental es que Cuba no detiene su paso redentor por el mundo. Resulta difícil dimitir ante ese cometido que implica soberanía, sentido de la justicia y el decoro.

Es una misión que nos han otorgado y llevamos con orgullo. No importa que alrededor se revuelvan las víboras anhelantes de apoderarse de nuestro suelo. Es imposible renunciar a tanta dignidad y esa decisión es el futuro de Cuba.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones