Search
Friday 20 September 2019
  • :
  • :

Crucemos los puentes que tanto nos gustan

Matanzas es una ciudad cultural y me parece justo que las instituciones provinciales busquen poner la realidad a la altura del mito, y que los espacios públicos estén en función del arte es una idea provechosa para el desarrollo de la urbe, me comentó recientemente Rey Montalvo, trovador que ama su cuna urbana, me consta. Los enamorados de Matanzas somos inconformes, nos aferramos a sus luces y queremos que resplandezca más.

Fue el Liceo Artístico y Literario de Matanzas la tribuna primera donde hace hoy 159 años don Rafael del Villar propuso como reconocimiento al desarrollo económico y cultural de la urbe identificarla como Atenas de Cuba, sobrenombre que perdura a pesar de los tiempos no siempre tan fértiles.

En residencia ubicada en el Callejón de San Severino se inauguró el Liceo Artístico y Literario de Matanzas el 17 de febrero de 1860, notable espacio de intercambio cultural hasta que en 1863 la sociedad se trasladó a la actual Sala de Conciertos José White.

Realmente creo que muchos dones tiene Matanzas para compartir, la originalidad de Ediciones Vigía con sus libros hechos a mano; el atrevimiento constante de sus grupos teatrales; la pasión rumbera de Los Muñequitos; la resistencia de la Sonora Lira Matancera; la confortable sensación de encontrar una pintura de Cobo donde menos uno la espera…, pero también creo en la necesidad de lograr que cada vez más el matancero sienta que la ciudad es suya.

Los ómnibus llenos de extranjeros para visitar el Museo Farmacéutico no deben ser más que los que traigan cubanos para conocer la única Botica Francesa de finales del siglo XIX que se conserva íntegra y original en el mundo; otra vez cada escuela e inclusive centro de trabajo debe tener un coro; el óxido en el puente de La Concordia no debe preocupar a los vecinos del Yumurí y más allá…

Cuánto me alegra. Como parte del proyecto de reanimación de la ciudad desde la cultura, la noche de los sábados en la Plaza de la Vigía tendrá temáticas diferentes: música cubana, espectáculos, trova y música clásica. En una ciudad como Matanzas cada noche de todas las semanas deben ser ocasión enriquecida con arte.

A veces existen las propuestas y las personas no las conocen, otras veces realmente no hay mucho para escoger y hacerlo es un dilema. No obstante, talento para respaldar el sobrenombre de Atenas de Cuba creo que en Matanzas no falta; voluntades para enaltecerlo tampoco, tal vez hay que aproximarlas, inclusive despertarlas o provocarlas. Crucemos los puentes que tanto nos gustan, para eso son.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones