Search
Monday 23 September 2019
  • :
  • :

Junto a Venezuela con el grito mambí

Desde que Hugo Chávez apareció en Venezuela sentimos que había llegado un libertador para Suramérica. Pleno de ideas de amor a los
humildes, de rebeldía ante la injusticia, de identificación con Bolívar y una especial admiración hacia Fidel Castro y el pueblo cubano.

Su verbo vibrante y claro convenció a millones de venezolanos y revolucionarios del mundo, cansados de tanta discriminación y
desigualdad por parte de las naciones capitalistas, que desprecian a los que poco tienen y tanto dan.

En cada rincón de Cuba se sintió su fuerza y pensamiento redentor. Así es nuestro fervor por Venezuela. Y fuimos allá a salvar vidas, a enseñar a leer y escribir, a honrar la existencia de personas anhelantes de una oportunidad para crecer y desarrollarse como seres humanos.

La revolución bolivariana es bendición para las masas y calvario para los burgueses y vendepatrias, mucho más cuando marcha por el rumbo socialista. Un país rico en recursos naturales, en petróleo y minerales, codiciado por el imperio hasta la histeria, está amenazado y es igual que si embistiesen contra los cubanos.

En la prepotencia manifiesta por los oligarcas sabemos que nos apuntan, nos tienen en la mirilla junto a Nicaragua. Nosotros queremos paz, pero sin nadie que nos mande ni nos arrebate nuestras propiedades y mucho menos nuestra independencia y dignidad. Estaremos alertas, dispuestos a defender nuestras ideas y no temblarán nuestros machetes bajo el grito arrebatador de los mambises ante las tropas enemigas: “Por la Patria. A degüello.”




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones