Search
Wednesday 18 September 2019
  • :
  • :

La copia más fiel del rostro de Martí: 110 años del conjunto escultórico del Parque de la Libertad

Instantánea tomada durante la inauguración del conjunto escultórico dedicado a José Martí en el Parque de la Libertad, el 24 de febrero de 1909. La imagen pertenece al archivo privado de Luis Miguel Pérez Quintero y fue publicada en el libro Matanzas en el visor del tiempo (Ediciones Boloña, 2017), de un colectivo de autores.

Ni el paso ni el peso del tiempo, ni el maltrato ni la indiferencia le restaron belleza al conjunto escultórico dedicado a José Martí, Héroe Nacional de Cuba, que se ubica justo en el centro del Parque de la Libertad, en la neoclásica ciudad de Matanzas.

Ese Monumento Local todavía es símbolo, punto de referencia, altar para el culto a la Patria, sitio de encuentros y mucho más, en una urbe con tres siglos de Historia y un sinnúmero de desafíos por delante para conservar su valioso patrimonio inmaterial y tangible.

A propósito de cumplirse 110 años de la inauguración del conjunto, todo un ícono del Centro Histórico matancero, Monumento Nacional, ofrecemos a nuestros lectores algunos datos sobre la obra que reproduce con mayor fidelidad los rasgos faciales del “más universal de todos los cubanos”:

El conjunto está ubicado en el Parque de la Libertad, entre las calles Milanés, Contreras, Ayuntamiento y Santa Teresa, espacio preferido para importantes conmemoraciones, homenajes, conciertos y otros acontecimientos de la vida social de la comunidad.

Fue construido por iniciativa del doctor Ramón Luis Miranda (Matanzas, 1836-Nueva York, 1910), médico personal y amigo de Martí. Consta de una escultura del Apóstol y una representación de La Libertad hecha mujer que rompe sus cadenas. Su realización fue encargada al escultor italiano Salvatore Buemi (1867-1916) y se ejecutó en la Fundición Nelli, en Roma.

La huella de Buemi en Cuba también se evidencia en sus esculturas del Mayor Ignacio Agramonte en Camagüey y la de un ángel conocido como Eterno Rebelde, esta última ubicada en el Capitolio Nacional en La Habana.

El Monumento a Martí se considera el más fiel en la Isla a su figura y personalidad.En la mano derecha el patriota sostiene un rollo de papel que tiene escrita la frase Cuba Libre y en el pedestal de granito de Rávena de Lombardía puede leerse la cuarteta martiana: “Yo quiero cuando me muera/ sin patria, pero sin amo/ tener en mi losa un ramo/ de flores y una bandera”.

Según explicó el restaurador Gilberto Martínez Orgallez al diario Juventud Rebelde en 2014, “La escultura está hecha por el método indirecto al vaciado. Es decir, se creó la escultura por piezas y después se ensambló mediante remaches, tornillería y soldaduras (…) Para crear esta mujer, Buemi usó el rostro de su esposa, y el resto del cuerpo es de dos jóvenes italianas. Tiene un movimiento fantástico, con la acción de romper las cadenas que subyugaban al pueblo cubano y un grito de libertad.”

Una suerte de cápsula del tiempo fue enterrada el 4 de febrero de 1909 en la base del monumento, con ejemplares de los periódicos El Correo de Matanzas, El Moderado, La Nueva Aurora y las obras de Martí Ismaelillo (1882) y Versos Sencillos (1891) con dedicatoria del maestro a Luciana Govín de Miranda. También se incluyó una copia fiel de una carta del Héroe Nacional al doctor Miranda, una colección de monedas estadounidenses y una moneda italiana depositada por el mismo escultor.

El 24 de febrero de 1909 tuvo lugar la inauguración oficial del conjunto. Según refieren los investigadores Johanset Orihuela y Ricardo Viera en el sitio http://sancarlosdematanzas.blogspot.com/, la ceremonia efectuada en la segunda Plaza de Armas de la urbe fue multitudinaria y alcanzó amplia resonancia en la prensa norteamericana y francesa de su tiempo. Fuentes históricas dan cuenta de la asistencia de personalidades como el vicepresidente del país en ese entonces, el Doctor Alfredo Zayas, el alcalde municipal doctor Alfredo Carnot, el ingeniero Conrado E. Martínez y la señorita Laura Carnot, a quien correspondió el honor de develar la pieza.

A finales del año 2013 el monumento sufrió daños considerables tras una supuesta “limpieza” efectuada por personal no calificado que usó químicos corrosivos. El dictamen técnico de las afectaciones, firmado por la Doctora en Ciencias Ana Cepero, calificó de “crítico” el estado del conjunto. Una exquisita restauración le devolvió a la pieza su apariencia original y realzó detalles tan interesantes como la palabra Cuba sobre el anillo que lleva la estatua de Martí en la mano izquierda, o el cuello de la camisa y los pliegues del chaleco.

En 2018 se colocó una verja de unos 80 centímetros de altura para limitar el acceso al monumento, como una medida de protección que se explica por el largo historial de actos vandálicos. La verja tiene defensores y detractores. Unos critican que no formaba parte del proyecto de Buemi y además le pone cerco a “La Libertad”. Otros la defienden por considerarla útil para proteger al Martí del Parque.

Como parte de las labores de reanimación por los 325 años de la fundación de Matanzas, cumplidos el 12 de octubre de 2018, se realizó una limpieza de la base del conjunto, un esfuerzo amparado por la Oficina del Conservador de la Ciudad. Mil 700 chicles fueron despegados de la base de granito rosado del monumento, según declaró a la prensa el restaurador Miguel Ojito Fariñas.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones