Search
Wednesday 18 September 2019
  • :
  • :

Margaret Randall: la traducción es una obra de arte

En ocasión de la Feria del Libro en Matanzas, el miércoles último coincidieron en el Museo Palacio de Junco personalidades de la cultura para dialogar sobre la traducción literaria, entre ellas, la norteamericana Margaret Randall, quien corroboró una vez más su afecto hacia Cuba y la ciudad de Matanzas:

“Mi experiencia con la traducción comenzó con la revista El Corno Emplumado que surgió por la falta de conocimientos sobre la obra de los autores del sur en el norte y viceversa. Se publicaron más de 700 poetas de más de 30 países en la vida de la revista, entre los años 1962 y 1969.”

Fundada por Sergio Mondragón, Margaret Randall y Harvey Wolin en la Ciudad de México en 1962, El Corno Emplumado trasciende como revista literaria bilingüe mexicana, pionera en la difusión de la poesía estadounidense y latinoamericana.

“El gobierno hizo lo que pudo para no permitir que se conociera de Cuba, pero a la Isla dedicamos todo el número 26 en el año 1967, y hay sobre eso una anécdota curiosa.

“Había un poeta argentino, Rafael Squirru, que era director del Departamento Cultural de la Organización de Estados Americanos (OEA), y pidió 500 suscripciones a la revista, dinero que nos aseguraría unos tres número más, y cuando supo que era el número dedicado a Cuba no quería que lo publicáramos y nos rechazó las suscripciones, seguimos patriando por el dinero pero salió la revista.”

Según http://www.lajiribilla.cu, Margaret Randall vivió en Cuba como una ciudadana más en la década del 70 del siglo XX, y en la mayor de Las Antillas procuró el nacimiento de Rompiendo el silencio, la primera compilación de poesía femenina de la Isla que vio la luz en el mundo.

“Después de la antología Rompiendo el silencio me dediqué más a mi obra de la cual forman parte cuatro hijos.

“Volví a la traducción hace unos cinco años y fue la ciudad de Matanzas la que me inspiró, me parecía tan importante la poesía de esta provincia que me propuse hacer algo para que se conociera en los Estados Unidos, y traduje a Alfredo Zaldívar, Laura Ruiz, Israel Domínguez, Yanira Marimón…

“He gozado mucho traduciendo, me parece que es una obra de arte como lo es escribir.”




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones