Matanzas, ciudad en restauración patrimonial y cultural

La gala de inauguración de la décimotercera Bienal de la Habana en Matanzas resultó ser un acontecimiento cultural en uno de los sitios privilegiados de la llamada Atenas de Cuba. El anunciado espectáculo llevó al público de la urbe de ríos y puentes a congregarse en las márgenes del San Juan y en el puente Calixto García, utilizando como escenario la estructura monumental del puente giratorio.

Al corredor ferroviario como soporte escénico se le instalaron dos grandes pasarelas, ubicando la principal sobre los pilotes colocados en el centro del río, conformándose así un coliseo entre puentes.  Desde su inicio me parecía imposible que el sonido llegara a todos. La primera gran impresión fue el maravilloso trabajo de luces fijas y en movimiento, con adecuados cambios de colores, tonalidades y matices multiplicados en el espejo de agua.

También la musicalización funcionó como banda sonora y en su momento como protagonista, sirviendo a la intención artística de Yadiel Durán de engrandecer un guión o programa sencillo, que contó con grabaciones de José María Vitier y Alejandro Falcón, el violín (en vivo) del maestro Ernesto Acosta y el poeta declamador Israel Domínguez, ambos sacerdotes de Ifá, que clamaron allí por los ancestros. Las imágenes representadas de Ochún y Yemayá recorrieron sobre embarcaciones el río.

En otro momento de la gala se escuchó la Perla Marina, de Sindo Garay, en versión lirica a cargo de la maestra Bárbara Llánes y la noche contó además con el desplazamiento escénico de la compañía Danza Espiral.  Otros recursos como el audiovisual, el agua y los fuegos artificiales sellaron una inauguración majestuosa que resaltó nuestro origen y tradición hispanoafricana y demostró en tiempos de renacimiento patrimonial y cultural lo que ha reiterado la directora artística de la Bienal, la doctora María Magdalena Campos, que la ciudad de Matanzas es destino y no punto de paso.

Al concluir el espectáculo, que contó con el acompañamiento de las máximas autoridades de la provincia, la creadora del proyecto Ríos Intermitentes expresó su satisfacción por realizar el sueño de trasladar a esta ciudad, donde se formó como artista, este evento. Mencionó la participación de 64 artistas, 25 matanceros y el resto creadores de 16 países.

Visiblemente emocionada dijo tener el corazón hinchado de emoción y orgullo. Pidió permiso a sus ancestros y les agradeció el privilego de haber soñdo y haber tenido la opción de eralizar este episodio para la Atenas de Cuba y para la cultura cubana.




One thought on “Matanzas, ciudad en restauración patrimonial y cultural

  1. Matancerissimus

    Reparen,pinten,iluminen asi los puentes del centro hist. Areas de servicios con vistas. Y veran lo que es vida nocturna en Matanzas.entonces veran turistas venir a veladas matanceras.sldos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones