Cocodrilo gigante recorrió calles matanceras y llegó al Palmar de Junco

Una réplica del cocodrilo gigante que adorna desde hace unos años la pizarra del estadio Victoria de Girón recorrió sorprendentemente el centro de la ciudad de Matanzas, para ser colocado más tarde sobre el edificio donde radica el Salón de la Fama del Béisbol, en el Palmar de Junco, Monumento Nacional.

El cocodrilo, con la gorra de Matanzas y portando un bate, es una escultura de gran formato del artesano local Miguel La Nuez, construido sobre una estructura metálica a la que se le añadió poli espuma, papel pegamento y un revestimiento plástico que la impermeabiliza, sujetada con grampas soldadas y tornillos para mayor seguridad.

En su paseo desde el estadio Victoria de Girón hasta el parque de La Libertad y de allí hasta el Palmar de Junco, en la barriada neopoblana, donde fue ovacionado por la población, el simbólico saurio iba acompañado por un amplio grupo de glorias del deporte de las bolas y los strikes, integrantes del Salón de la Fama y niños peloteros del equipo sub 15 portando banderas cubanas y pancartas alegóricas a la décimotercera Bienal, de la que Matanzas es subsede.

En esta oportunidad algunas áreas del estadio de la barriada de Pueblo Nuevo fueron embellecidas por artistas de la plástica, entre ellas la parte derecha del edificio principal en la que confeccionaron un mural que destaca un amplio palmar y a su derecha la imagen de un pelotero colocado en posición de bateo, mientras que en la parte superior resalta el emblema de la instalación, “la leyenda que vive”, con letras en negro y fondo blanco.

Invitados a esta mañana de arte estaban integrantes del Grupo de Expertos de la Refundación del Salón de la Fama, de La Habana, la Peña Nacional Virtual Martín Dihigo y personalidades de la cultura de otras provincias, que nos visitan en estos días.

Las palabras de inicio del programa las formuló Luis Octavio Hernández, presidente de la décimotercera Bienal en Matanzas, quien luego de detallar las labores realizadas por los artistas en el Palmar, indicó que “no se podía olvidar dentro del jolgorio de estos días a este lugar sede del primer juego oficial de béisbol en Cuba, en 1874, del que cumpliremos 145 años, declarado Monumento Nacional en 1992, el estadio en activo más añejo del mundo y por lo que ha significado para el pueblo matancero desde el siglo XIX”.

A solicitud de Luis Octavio habló el abogado e historiador capitalino Ismael Sené, quien tuvo palabras de elogio para lo que ha realizado la provincia para mantener vivo este estadio que “en estos momentos, dijo, posee las condiciones para ser el futuro Salón de la Fama del Béisbol Cubano”.

Seguidamente el afamado escultor matancero Agustín Drake entregó a la directora del proyecto Palmar de Junco, la ingeniera Elena González, el histórico trofeo ganado por el equipo Deportivo Matanzas en 1945, que conservaba desde hacía más de 40 años, para que se guardara en las vitrinas del museo, ya que es patrimonio deportivo de la provincia.

La fiesta continuó con un juego de béisbol entre dos equipos matanceros de la categoría sub 15 años, el que fue amenizado por la popular orquesta Failde para beneplácito de los cientos de matanceros y visitantes que ocuparon espacios en las antiguas gradas de madera.

Fue una jornada sabatina llena de emociones, que Luis Octavio Hernández organizó con sus colaboradores de la Bienal, para demostrar que deporte y cultura van de las manos y como homenaje al Palmar de Junco, testigo de innumerables acontecimientos sociales, culturales y deportivos de una ciudad de 325 años.

Foto de Pacheco.



Comentarista-narrador deportivo en Radio 26. Matanzas. Cuba. Vive en Matanzas


One thought on “Cocodrilo gigante recorrió calles matanceras y llegó al Palmar de Junco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones