La medalla de Ulises

Estoy feliz de que se me haya entregado la medalla en el 25 aniversario de la Casa de la Memoria Escénica", confesó el destacado intelectual matancero Ulises Rodríguez.

Estoy feliz de que se me haya entregado la medalla en el 25 aniversario de la Casa de la Memoria Escénica”, confesó el destacado intelectual matancero Ulises Rodríguez.

Cualesquiera de los condecorados merece la entrevista honda, reposada, la indagación que descienda hasta lo más recóndito de existencia humana, pero no siempre el tiempo bate a  favor de los periodistas y esta vez no pude estar allí, en el Castillo San Severino de nuevo plaza de emociones.

Tampoco tengo la foto que inmortalice el momento en el que 32 trabajadores vanguardias, dirigentes sindicales y un colectivo laboral recibieron la medalla Jesús Menéndez Larrondo, conferida el pasado 29 de abril, fecha doblemente especial para el destacado intelectual matancero Ulises Rodríguez Febles (Valle de Guamacaro, Limonar, Matanzas, 1968).

La magia de la tecnología tendió el puente entre Santiago de Cuba y Matanzas, y por ahí caminó mi deseo, más por vocación que por deber, de reflejar un suceso que lejos estaba de imaginar su conexión cuando le pedí a Ulises que me enviara tres parrafitos sobre la distinción que ese lunes recibiría.

Raudo y veloz, con la misma deferencia que se detiene en cualquier calle yumurina para saludar o conversar, Ulises me dejó saber su impresión sobre la medalla impuesta por la Central de Trabajadores de Cuba, a propuesta del Sindicato provincial de la Cultura, gremio al que pertenece.

No fue en su muro de facebook por donde el autor de la obra Yo soy el rey del mambo respondió a mi pedido. Se valió de la intimidad del messenger para hablar, desde lo humilde, de la medalla Jesús Menéndez recibida, por pura coincidencias, dice orondo, el mismo día en el que se cumpliera el 25 aniversario de la Casa de la Memoria Escénica, donde se conserva, protege y difunde el patrimonio escénico cubano.

“Feliz estoy de que se me haya entregado en fecha tan significativa para una institución donde se trabaja a favor de que los archivos crezcan, los bibliográficos y los documentales, con cientificidad y rigor, como un acto creativo, en beneficio de la cultura cubana”.

Reverenciado con la Distinción por la Cultura Nacional, los premios de Dramaturgia Virgilio Piñera,  el Royal Court Theatre (2004) y el de novela Cirilo Villaverde (2013), entre otros, Ulises considera que defender el patrimonio escénico cubano quizás sea una especialidad obviada entre otras, pero “este reconocimiento es  una manera de visibilizar nuestro trabajo y nuestra pasión, entre anaqueles que crecen, buscando el cielo”.

Dramaturgo, guionista radial, narrador, investigador, crítico y promotor cultural, Ulises escribió: “Es un reconocimiento más que a mi persona, a mi espacio,  que ha concebido nuevas áreas que lo distinguen, como el Museo de Esculturas en Madera de la Dramaturgia Cubana, que idea estrategias para fusionar espacios de intercambios teóricos, de investigación o un núcleo para eventos nacionales e internacionales, que contribuyan al acervo del presente, para defender el futuro”.

Hace un tiempo ya, este agudo comentarista del semanario Girón manifestó  que a lo largo de su carrera se ha sentido en todo momento “con una responsabilidad ética, cívica, que lleva a defender a capa y espada lo que uno cree, a transmitir cosas que se necesitan transmitir, a meditar en ellas, aunque muchos no lo quieran, sin comprender que solo la verdad nos lleva al entendimiento, al conocimiento”.

Autor de obras teatrales como La ventana tejida, El Concierto, Sputnik, Huevos, Béisbol y Divina Titiritada, con textos llevados a escena en Cuba, México, Estados Unidos e Inglaterra, Ulises no deja de escribir, de crear proyectos disímiles, que indagan en los nexos identitarios de la nación con el mundo.

El acto donde Ulises Rodríguez Febles recibió la medalla Jesús Menéndez constituyó una de las actividades de mayor relevancia acontecidas en el contexto de las festividades por el Primero de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *