Apoyan padres matanceros el Proyecto Comunitario Infantil de Béisbol

Los equipos de la categoría 13-14 años del Proyecto Comunitario de Béisbol Infantil de la ciudad de Matanzas y el del municipio San José de las Lajas, de la vecina provincia de Mayabeque, acompañados por padres y otros familiares, visitaron el pasado sábado las áreas del Salón de la Fama Palmar de Junco, donde rindieron homenaje a los
jugadores exaltados en ese recinto y posteriormente desarrollaron un doble juego amistoso.

A su arribo a la instalación los esperaban directivos de este complejo deportivo cultural, de la Sociedad Deportiva José Martí, glorias de nuestro deporte nacional, historiadores y representantes de peñas deportivas que celebraban su día nacional.

El administrador del estadio, Alberto Hernández, les dio la bienvenida y los invitó a recorrer el museo beisbolero, donde explicó parte de la historia del Palmar de Junco y la de muchos peloteros que jugaron en este terreno y que hoy integran la galería de los inmortales del Salón de la Fama, único de su tipo existente en el país.

Más allá de la importancia del tope beisbolero, en el que hubo división de honores (Matanzas ganó el primero 7 por 6 y San José, el segundo 16 por 6), lo más significativo para este redactor fue apreciar el trabajo organizativo de los padres de ambos territorios en favor de que sus hijos se sientan felices en la actividad deportiva que les gusta.

El Proyecto Comunitario Infantil matancero, según declaró José Suárez, uno de sus organizadores, surge por idea de un grupo de padres para mantener el entusiasmo y el amor de sus hijos por este deporte, después de no ser captados para la EIDE.

Alberto Lázaro Ford, otro de los padres, indicó que apoyan el entrenamiento que realiza el técnico Víctor Laguardia y tratan de no faltar a las prácticas y los juegos para ayudar en lo que se pueda.

“Es un equipo de niños, agregó, con cierta experiencia, pues han jugado hasta en campeonatos nacionales de las categoría 9-10 y 11-12 años, por lo que era injusto que no pudieran seguir en el deporte que prefieren”.

Hemos podido apreciar en los terrenos del parque René Fraga y en los del Viaducto, donde entrenan en días alternos, el despliegue de ternura, entusiasmo y apoyo que dan madres y abuelas alentándolos a que hagan las cosas bien en el terreno.

María Josefa Valdés, madre del jugador Dayán Sierra, señaló: “Desde que mi hijo tenía cinco años lo acompaño en el entrenamiento y en los juegos, mi gran alegría ha sido verlo realizar ejercicios que contribuyen a su salud, pero también sería muy feliz si en un futuro puedo verlo competir en nuestras Series Nacionales o en la selección cubana”.

En el caso del equipo visitante de San José de las Lajas, su director, el profesor Alberto González, reconoció el entusiasmo de estos padres para que sus hijos sean cada vez mejores en el béisbol: “No es la primera vez que topamos con este equipo, por lo que ya conocemos de la entrega y el amor de ellos que desde las gradas animan a sus retoños, pero que a la vez respetan y reconocen la labor del contrario”.

De la visita al Palmar de Junco dijo el técnico mayabequense sentirse muy impresionado por lo visto, “estar en el estadio en activo más viejo del mundo y en su Sala de la Fama es algo que no podrán olvidar nuestros pequeños jugadores y que para mí ha sido un privilegio.”

Como preámbulo al encuentro deportivo el grupo de padres entregó reconocimientos por el aporte que brindan al Salón de la Fama Palmar de Junco,, al destacado jugador Félix Isasi, a Alberto Hernández, de la dirección del centro y a los historiadores Reynaldo González Villalonga, Alfredo Santana y a quien firma este trabajo.

Fue un día inolvidable de historia y de deporte, que se repetirá el venidero 25 de mayo, como parte del homenaje de la provincia al Inmortal del Béisbol, Martín Dihigo Llanos, en el aniversario 114 de su nacimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *