El hombre que puso fin a la represión racista en Sudáfrica

Hoy se cumplen 25 años de que Nelson Mandela lograra poner fin a la represión racista en Sudáfrica, al convertirse en el primer mandatario de raza negra que encabezó el poder ejecutivo y también el primero en ser elegido por sufragio universal en esa nación.

“Nelson Mandela fue electo ayer oficialmente como el primer presidente negro de Sudáfrica, por decisión unánime del nuevo parlamento, integrado por diversas facciones, incluyendo ex prisioneros políticos y miembros del régimen que lo encarcelaron”, iniciaba el cable emitido el 9 de mayo de 1994 por la Agencia UPI desde Ciudad del Cabo, en ese país del continente africano.

Aquel histórico día, tras ser elegido con un 62 por ciento de apoyo en los votos, “Mandiba”, como cariñosamente era conocido por su pueblo, saludó a las 50 mil personas que se habían congregado para aclamarle desde el mismo balcón en que había hecho su aparición al recobrar la libertad de la prisión donde pasó 27 años encarcelado por oponerse al régimen opresor.

En su primera intervención pública después de la sesión parlamentaria, Mandela dijo que adquiría un compromiso para lograr la paz y expresó que su gobierno trabajaría para ofrecer una vida mejor a los sudafricanos.

El hombre que durante muchas décadas fue símbolo de la batalla contra la segregación racial aceptó el más alto cargo político de su país y desde ese instante se convierte en un icono de la reconciliación y la coexistencia pacífica entre razas.

Fue uno de los líderes políticos y sociales más admirados en el mundo; prueba de ello fue su multitudinario funeral, tras su muerte el 5 de diciembre del 2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *