Search
Wednesday 17 July 2019
  • :
  • :

Nunca en el lado de la maldad

El Apóstol cubano, José Martí, dijo en una oportunidad que los hombres andan en dos bandos, los que aman y fundan y los que odian y destruyen, así que es fácil tomar partido a la hora de nuestro andar por el mundo y de seguir las obras buenas, los que aman, o las malas, los que odian y destruyen.

Hoy Venezuela está envuelta en un acoso total por Washington y la oposición interna. En ese país está muy marcado el pensamiento de Martí. A simple vista y sin ningún rigor científico se pueden distinguir los dos bandos, uno atiende a los más desprotegidos, les da educación, salud, trabajo, dignidad y libertad. El otro hace crueldades de tal envergadura que ni los más envenenados detractores de las revoluciones pueden convivir  con ello.

Quien, sino una mente cruel, pueda aprobar o seguir una plataforma de Estado que cometa hechos como el perpetrado contra el joven Orlando Figuera, quemado vivo en una guarimba antichavista o disfrutar del dolor de una madre como el de Inés Esparragoza, mamá del incinerado.

Cómo es posible apoyar a un Guaidó, protagonista de esta y otras muchas atrocidades.

Cuando una persona sensata lee el testimonio de esa madre puede saber sin temor a equívoco dónde está la razón y dónde la maldad.

Por eso tiene tanta vigencia el pensamiento martiano de que los hombres andan en dos bandos, los que aman y fundan y los que odian y destruyen.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones