Search
Monday 23 September 2019
  • :
  • :

Sancof, una apuesta por el cooperativismo en Cuba

Sancof apoyó la rehabilitación de La Habana luego del tornado de enero último. Fotografía tomada de Trabajadores

Por su contribución al desarrollo social, no solo mediante la generación de riqueza, sino por su consciente aporte al bienestar de la comunidad, destaca la cooperativa de la construcción Sancof. Esta sociedad se ha consolidado entre los mejores ejemplos de ese sector de la economía en Cuba, un logro de casi seis años de arduo quehacer.

Para Miguel Ángel Paz, presidente de la asociación, ese tiempo pasó volando, mientras descubría los principios del cooperativismo, los cuales, en teoría y práctica, se conocen poco:

“Nuestra Cooperativa No Agropecuaria (CNA) surgió del sector estatal, específicamente de la Empresa de Servicios de Ingeniería número 2 Arcos, de Varadero. Éramos una unidad básica y a partir de los lineamientos derivados del VI y VII Congresos del Partido Comunista de Cuba (PCC) comenzamos este proyecto que se hace oficial el 22 de octubre de 2013.

“Nuestro objeto social consiste en la realización de todas las actividades constructivas: mantenimientos, remodelaciones, entre otras. Nos diferencia el hecho de ser la única cooperativa en el país autorizada a brindar los servicios de alquiler y manipulación de andamios, bambas y encofrados metálicos, de ahí la denominación de Sancof (servicios de andamios y cofres).”

Enfrentar prejuicios que persisten en torno a esa forma de gestión de la economía resulta uno de los principales retos:

“Lo hemos logrado trabajando, en primer lugar aprendiendo de cooperativismo. Realmente cuando concebimos la idea no teníamos la dimensión de lo que significaba crear una entidad de ese tipo. Teníamos alguna experiencia desde el punto de vista administrativo, pero gestionar una organización de manera colectiva es un reto, algo que exige un cambio de pensamiento. En la mayoría de los casos provenimos del sector estatal y, ciertamente, ambas esferas tienen sus diferencias.

“Aprendimos, sorteamos muchos obstáculos, pero aprecio un avance, creo que la sociedad nos asimila. En eso influyen, naturalmente, los resultados del trabajo. Intervenimos numerosas obras sociales: hospitales, escuelas y la reanimación de la ciudad en homenaje a su 325 aniversario permitió que las personas reconocieran nuestra disciplina, nuestra entrega, el esfuerzo y compromiso con lo que hacemos, manifestado en el respeto a la terminación de la obra y su calidad. También las personas jurídicas con las que mantenemos relaciones nos perciben de modo diferente.

Foto: Abel López Montes de Oca.

“Inicialmente conformaron la CNA trece socios, hoy somos 254. En la medida en que los fundadores imprimimos ese sentido de cooperación, de solidaridad, los nuevos integrantes asumían ese comportamiento de manera natural. Nuestro colectivo de trabajadores es muy estable y eso incentiva el sentido de pertenencia y aporta calidez al ambiente laboral. Realmente somos una familia y no es un slogan, funcionamos así.”

Donaciones de sangre, la atención a niños sin amparo filial, la conservación del medio ambiente y los programas orientados al bienestar de socios y familiares constituyen concretas expresiones de uno de los principales valores del cooperativismo: la responsabilidad social.

“En nuestras asambleas se aprobaron las donaciones que provienen de las reservas creadas para estos fines, nosotros realmente no distribuimos excedentes, no es lo que nos sobra, sino lo que concebimos con ese objetivo. Todo lo que hacemos tiene una concatenación porque la meta no es solo reparar locales, sino impulsar el desarrollo social. Apoyamos la educación de los niños, de los más desfavorecidos. Las instalaciones de la salud, por ejemplo, resultan verdaderamente prioritarias. Entre esas instituciones se encuentran el Hospital Universitario Clínico Quirúrgico Comandante Faustino Pérez, la Dirección provincial de Salud y el Hospital Pediátrico Docente Eliseo “Noel” Caamaño. Estimulamos el vínculo con otras cooperativas y con las administraciones de los municipios y la provincia.

“Coincidimos en muchos aspectos con un centro de trabajo estatal. Funcionan nuestras secciones sindicales, el núcleo del Partido Comunista de Cuba y el comité de base de la Unión de Jóvenes Comunistas.” 

Como resultado de ese trabajo, Sancof mereció varios reconocimientos: representó al sector cooperativo en el XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC); y recibió la condición de Proeza Laboral por su quehacer en la recuperación del polo turístico de Varadero tras el paso del huracán Irma. Ostenta igualmente la distinción Colectivo 80 aniversario de la CTC y participó además en la VIII Convención Internacional de Cooperativismo. No obstante, en el camino siempre incompleto de la superación, queda mucho por hacer.

“Perfeccionar la CNA es la principal preocupación, especialmente el ajuste de los sistemas de gestión de calidad. Estamos insatisfechos con la prolongación de las labores constructivas, deseamos igualmente disminuir los precios de nuestros servicios. Debemos hallar la manera de ser más eficientes para que los clientes puedan aprovechar mejor sus presupuestos. Continuar la labor de responsabilidad social es igualmente un propósito. Sería muy beneficioso que organizaciones similares replicaran nuestras experiencias de colaboración con el Estado y sus instituciones en favor de la sociedad a la que pertenecemos todos.”  

El cooperativismo resulta una forma de gestión de la economía característica de las sociedades en transición al socialismo. Se basa en los principios de la voluntaria incorporación y permanencia de los socios, quienes deciden colectivamente el desarrollo de la asociación con igualdad de derechos y obligaciones.

Según Carlos Marx el gran mérito de ese movimiento consiste en que muestra la posibilidad de sustituir el sistema de subordinación del trabajo al capital, con el sistema de asociación de productores libres e iguales.




One thought on “Sancof, una apuesta por el cooperativismo en Cuba

  1. odalys

    Sostengo que es una buena experiencia por la profesionalidad y compromiso ético con que asumen sus tareas. La reanimación de la radio matancera aunque no se menciona en el trabajo es una de esas grandes obras. Felicito a la junta y sus asociados porque hacer del cooperativismo una expresión de convivencia con otras formas de gestión de la economía cubana como un buen signo de apostar por el futuro de nuestra nación.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones