Search
Tuesday 15 October 2019
  • :
  • :

Virgen que llegó por aguas y entró a los hogares

Por las aguas de los ríos intermitentes que resurgieron con fuerza en Matanzas como subsede de la Bienal de La Habana, llegó a la primera urbe moderna de Cuba la virgen artística concebida por Adrián Sancho para bendecir a la ciudad y los cambios que para bien en ella se suscitaron desde la cultura. Luego del capítulo local de la Bienal, hay un poco de esa obra en muchos hogares cubanos.

El proyecto Virgen que llegas por aguas siempre estuvo concebido para propiciar la relación con el público, la obra rodó por la urbe, saludó su evolución y convidó al pueblo a cuidar las transformaciones, explicó el autor, feliz por la experiencia de salir de las galerías.

Viví momentos maravillosos, nunca imaginé que echaran menudito en el bote, le pusieran girasoles o le pidieran deseos, me asombró la reacción y lo agradezco, confesó el creador.

La Plaza de la Vigía, la Oficina del Conservador de la Ciudad, el paseo de la calle Narváez, se incluyeron en el recorrido del proyecto personal que, según el artista, dejó de ser solo suyo para ser de todos los que lo apoyaron.
Explicó Adrián que de las 326 vírgenes que confluyeron en la propuesta glorificando los 326 años a los que se acerca la ciudad de Matanzas, las primeras cien las decoró él, pero el resto las pintaron niños en la galería de arte Conrado Massaguer, de Cárdenas.

Desde el 14 de mayo reciente más de un centenar de matanceros llevaron a sus casas una parte de la obra de Sancho, junto al río San Juan numerosas manos se extendieron interesadas en el arte; la Virgen que llegó por aguas se redimensionó y entró a los hogares donde tal vez hoy, algunos le ofrendan girasoles y le piden deseos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones