Search
Saturday 7 December 2019
  • :
  • :

Jardín con alma de mujer

Colindante con la Carretera Central, oculto tras la profunda vegetación, existe un lugar donde el cantar de los pájaros se convierte en melodías. Allí el viento huele a lirios y los caminos los conducen enredaderas que abrazan los pies de quien transita en busca de una vida.

Quien mira desde afuera piensa que es un lugar apoderado por el tiempo, un lugar repleto de matojos descuidados. Por allí pasan a diario muchas personas. Todos, imaginan lo mismo. Algunos pocos hacen una parada para comprar una rosa. Y es que en el portón de la finca hay una mesa con flores listas para ser obsequiadas.

El que se asoma a esa puerta queda estupefacto con tanta belleza, pues desde afuera constituye uno más de los pocos hogares del barrio del Álvaro Reynoso. De la puerta hacia adentro no es solo un hogar, es un mundo verde donde los rayitos del sol penetran y hacen que germine la vida.

Justamente ahí vive Georgina, una señora que peina canas, pero tiene brazos robustos que le impregnan fortaleza y a la vez ternura a su gigantesco jardín. Desde los 19 años de edad ha consagrado su vida al cuidado de las plantas; dedicar su finca a proteger y reproducir cada especie que posee es una muestra del amor que le profesa a estos seres vivos.

“En la finca abundan frutales, pero sin duda alguna, existe una mayor cantidad de plantas ornamentales. Sería imposible mencionar la cantidad exacta, porque varían en dependencia del hábitat al que pertenezcan, hoy esa cantidad oscila entre 50 y cien especies.”

Se pone las botas de goma y se dirige a la llave, conecta una manguera e inicia su recorrido diario en aquel inmenso bosque repleto de flores de colores, hojas con formas exorbitantes y otras pequeñísimas que apenas pueden sostener una gota de rocío.

“El cuidado con el agua es el factor esencial, los excesos y los déficits son los causantes de que se pierda la planta. Los fertilizantes y abonos también contribuyen a mantener las especies, pero mi experiencia me ha demostrado que con un buen control de riego sabes cuándo hay humedad, cuando no debo regar, si la planta sufre estrés por sequía y además te ayuda a prevenir enfermedades.”

Dicen los vecinos de Georgina que dedica horas y horas a sus plantas, que recolecta bolsitas de nailon para reproducirlas, que le susurra bien cerquita del tallo cuando están un poco marchitas y que en las mañanas la primera colada de café se la toma contemplando por la ventana la vida que germina en aquel inmenso paisaje.

Para ella, cuidar una planta es lo mejor que le pueda ocurrir, es cuidar algo que no habla, pero que necesita tanto de ella que sin dedicarle cada día una mirada siente los detalles que la hacen perecer.

“Para dedicarse a cuidar plantas te tienes que enamorar de ellas, porque el amor que seas capaz de brindarle será la hermosura que refleje desde el tallo hasta las flores.”

Hay un proyecto que prepara Georgina desde hace algún tiempo, los arreglos florales y su conservación en oasis. Con ellos combina dos elementos en los cuales tiene experiencia: las plantas ornamentales y las flores.

“Producto de la escases de oasis que posee nuestro país para realizar arreglos florales, he decidido crear algo que me favorezca a la hora de insertar las flores en el follaje.”

¿Qué son los oasis?

“Los oasis son pequeños cubos que guardan la humedad y mantienen la planta en conservación. Estos tienen un elevado precio y mayormente son importados. La solución de la caña brava me permite mantener las flores durante siete días sin que se marchiten, por tanto, utilizando caña brava creo mis arreglos, a la vez que sustituyo importaciones por materiales que son de fácil acceso en nuestro país.”

Parte indispensable de la vida de Georgina es aquel inmenso jardín que, según ella, tiene en cada planta parte de su alma. Me dice que cuando una plaga daña determinada especie, siente una preocupación similar a la de una madre y es que cada planta del jardín es para ella un ser especial.



Estudiante de Periodismo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones