Search
Monday 23 September 2019
  • :
  • :

Nuevos aires oxigenan la enseñanza técnico-profesional en Matanzas

La reorganización de la enseñanza técnico-profesional constituye una de las novedades del curso escolar 2019-2020. En la provincia de Matanzas la restructuración incluye el rescate de un centro escolar emblemático de ese tipo de instrucción: el Instituto Politécnico Ernst Thälmann.

Al respecto comenta Iskra Hernández, funcionaria de la Dirección municipal de Educación que atiende ese nivel educacional:

“El principal reto que se nos plantea actualmente resulta la integración con las empresas relacionadas con los oficios que enseñamos en las escuelas. Este vínculo no es algo nuevo, pero con el transcurso del tiempo se ha deteriorado hasta el punto de la casi total desconexión entre las partes. Para nosotros es una prioridad estrechar los lazos con las entidades que luego acogerán a nuestros educandos como trabajadores, necesitamos además el conocimiento de sus especialistas quienes resultan insustituibles como fuente de experiencias y saberes en torno al objeto de estudio. Esta colaboración resulta fundamental en el desarrollo de habilidades decisivas para el desempeño profesional.

“Nos proponemos igualmente el fortalecimiento de las aulas anexas, espacios que se crean en los organismos con fines docentes, lo cual permitirá la realización de actividades prácticas que en ocasiones se nos dificultan por cuestiones de logística. No obstante, es necesario destacar el esfuerzo del Ministerio de Educación que nos dotó de equipamiento para estos fines, al igual que algunas empresas.”

Ya el trabajo produce frutos como el convenio de la Unidad Empresarial de Base Rayonitro con el instituto politécnico E. Thälmann para que los alumnos reciban adiestramiento allí. Igualmente se prevé la apertura de una línea de producción de lejía de cloro en la institución escolar, en principio con recursos de la entidad industrial.

Por otra parte, el completamiento de las estructuras de dirección de los centros deviene parte esencial del proceso:

“Hemos dado pasos en pos de esa meta y en los últimos cursos logramos, por ejemplo, cubrir las plazas de jefes de departamentos, pero necesitamos un subdirector de formación profesional y un subdirector de trabajo educativo en el politécnico E. Thälmann.”

Acerca de la rehabilitación de las instalaciones educacionales, en su mayoría severamente afectadas, comentó:

“Actualmente en el plan de mantenimiento se incluyen dos escuelas: los institutos politécnicos Álvaro Reynoso, donde se estudian especialidades relacionadas con la agronomía y que funge también como escuela pedagógica, y el Ernst T., donde se enseñan labores asociadas a los procesos industriales. En el primero se recuperaron los dormitorios y la cocina, resta el cambio de la carpintería en el área docente.

“El otro se encuentra menos avanzado, estamos en la fase de estudio y elaboración de proyectos por parte de los arquitectos e ingenieros. Se debe tener en cuenta lo complejo que resulta el rescate de ese inmueble por sus grandes proporciones y el grado de deterioro que presenta. Nos satisface contar con el apoyo del Fondo Cubano de Bienes Culturales, encargado de reparar los talleres de maquinado, soldadura y transporte.

“En septiembre debe concluir la primera etapa que incluye el bloque socioadministrativo, los albergues, completamente remodelados, y los baños del espacio docente.”

La recuperación de los laboratorios de Química, Normalización, Electricidad y Resistencia, con el apoyo de las empresas afines, constituye otra de las acciones más significativas para restituir el esplendor a ese coloso de la educación técnico-profesional en Matanzas.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones