Search
Sunday 13 October 2019
  • :
  • :

La puerta grande de Varadero

VARADERO, Matanzas.–Desde los tiempos de su fundación, en 1989, el aeropuerto internacional de Varadero Juan Gualberto Gómez se ha hecho notar por la calidad de los servicios y sus indicadores de eficiencia. Según testimonios de algunos turistas, es de las mejores terminales aéreas de Cuba.

Quizá el secreto está en que los trabajadores y sus directivos les dedican sus mejores horas a lograr que los trámites aduanales y de inmigración sean los más ágiles posibles, de modo que el turista deje atrás la lógica tensión del pasajero y llegue cuanto antes a su destino.

Lo esencial es la calidad, ahí mantenemos concentrada la atención, sostiene José Antonio García Manso, director general de la terminal aérea.

Está comprobado que una llegada o salida azarosa pueden predisponer a los viajeros y comprometer su regreso. Nuestro objetivo es que todos conserven un buen recuerdo de su paso por aquí, observó el director.

El tiempo es oro

Ese deseo parece cumplirse en el aeropuerto de Varadero, pues la estancia del viajero en esa instalación es de unos 25 minutos (la norma internacional establece 45 como promedio), algo que agradecen mucho los visitantes.

Segundo en importancia del país, pues recibe aproximadamente el 30 % de los visitantes que arriban a Cuba, y puerta principal al polo turístico de Varadero, son varias las acciones que se desarrollan para mejorar la calidad y seguridad del aeródromo. Sistemáticamente se revisan todos los sistemas que tributan a ello, donde destacan el perfeccionamiento progresivo en el servicio a los pasajeros y aeronaves en tierra, el completamiento y modernización del equipamiento de Aduana e Inmigración, la entrada de nuevos equipos para los servicios en ranfla y la ambientación del corredor turístico que conduce al aeropuerto.

La satisfacción del cliente

Una de las mejoras más palpables en los últimos tiempos es la ampliación del almacén de cargas y de los locales de Aerovaradero, unidad encargada de la recepción y entrega de cargas a personas naturales y jurídicas.

De acuerdo con la opinión de Enrique González, usuario residente en la capital del país, ha mejorado mucho la agilidad en las entregas y las condiciones para la permanencia en este lugar. Esta vez nos atendieron enseguida y todo ha sido más rápido, dijo.

Según Osvaldo A. Ruiz Pérez, jefe de la Unidad de Operaciones de Carga, el incremento del almacén se debió al aumento en la actividad. Indicó que se ha reducido considerablemente el tiempo de entrega de los bultos, sin reportes de reclamaciones por pérdida o maltrato, aunque cada día atienden entre 60 y 80 clientes.

Señaló que el flujo de cargas mejora con la puesta en marcha de un nuevo equipo de rayos X, dispositivo muy efectivo en las inspecciones, que facilita una mayor gestión comercial y resulta una garantía en la detección de drogas, armas y artefactos explosivos.

Por la Excelencia

Calculando la envergadura de esta terminal y su importancia en el presente y futuro del turismo en la región, García Manso considera que en lo adelante será preciso continuar insistiendo en todos los indicadores que definen la eficiencia.

Aquí evaluamos día a día hasta los más mínimos detalles de las operaciones en cada turno y adoptamos las medidas pertinentes para mejorar el trabajo, precisó.

El directivo destacó la profesionalidad de los empleados para atender con rapidez, seguridad y puntualidad a los clientes, pero admite que todavía es posible elevar la calidad de los servicios a los pasajeros tanto a su llegada como a la salida. En la cultura del servicio puede avanzarse de manera infinita, recalcó.

Tomado de Granma




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones