Search
Sunday 13 October 2019
  • :
  • :

Tatuarse o no tatuarse, esa es la cuestión

Los tatuajes ganan popularidad en este 2019. Entre las modas vinculadas al arte corporal, ocupan el puesto número uno para los jóvenes. Cada vez un mayor número de personas se someten a los procedimientos y plasman en su piel un dibujo permanente.

“Mis primos cuando cumplieron 15 años empezaron a tatuarse y yo también quería. Mi padre me decía que después que tuviera esa edad pero yo me hice mi primer tatuaje escondido a los 13. Me gustó la aguja y en menos de tres meses ya tenía siete. Al inicio eran pésimos, ahora me los estoy cubriendo con otros mejores y ya perdí la cuenta”, expresó Yaidel Hernández Gómez, joven amante de los tatuajes.

Esta modificación del color de la piel acompañará a la persona por el resto de su vida. Representa una necesidad de acudir a especialistas que garanticen los mejores resultados posibles. El profesional debe estar calificado y conocer sobre la plástica, el tatuaje y las medidas de sanidad e higiene.

“Se trata de introducir la tinta mediante agujas, entre la dermis y la epidermis para lograr un diseño específico. Todo debe manipularse con guantes estériles, se requiere un local climatizado y limpio, sin personas fumando alrededor. El cliente debe ser mayor de 18 años, estar sobrio y con la piel limpia e hidratada”, explicó Maikel Santos Cabrera, tatuador del estudio Maik Santos Tattoo Ink.

El aumento de la popularidad del tatuaje conlleva, en ocasiones, a la toma de decisiones erróneas. Aquellos que desean realizarse uno deben conocer los riesgos. Durante y después del procedimiento la piel queda debilitada y expuesta a distintas bacterias.

“Muchas veces se tatúan por moda sin tener en cuenta las complicaciones, enfermedades, medidas de asepsia o antisepsia, o las condiciones climáticas. Con frecuencia llegan jóvenes que se han tatuado y hecho dermatitis, accesos o han contraído alguna variante de hepatitis. No tenemos constancia de casos de transmisión del VIH Sida por esta vía, pero sí se tiene en cuenta durante la consulta”, declaró Anelis del Sol Orta, especialista en Medicina General Integral.

 

Constituye un aspecto importante verificar las capacidades del tatuador, sus condiciones de higiene y la calidad de su trabajo. De esta forma la persona asegura que su tatuaje se convierta en una obra de arte personal.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones