Search
Saturday 7 December 2019
  • :
  • :

Con la canción al centro

Yo creo que corren tiempos de ruidos, pero al margen de tanta música insustancial que escuchamos a diario, queramos o no, todavía hay quienes apuestan por una propuesta auténtica y diferente.

Un claro ejemplo lo constituye Carlo Fidel, un joven trovador matancero que obtuvo el primer premio de la edición número XVIII del concurso internacional de cantautores Abril para Vivir, celebrado en Granada, España, en el que participaron cantautores, no solo españoles, sino también de una buena parte de Latinoamérica.

Canción al centro es la peña de Carlo, espacio con sede en el Museo Palacio de Junco, en Matanzas, el tercer viernes de cada mes.

Este espacio resulta altamente recomendable y así lo afirman los asistentes habituales. Vale la pena acercarse y dedicarles unos minutos, como me dijo una vez otro trovador amigo: “Debemos ir a la trova sin prejuicios”.

Este tipo de música no es solo para la crítica social aunque se haga buena poesía a partir de eso, la trova enamora.

Sus canciones tienen una fuerte carga poética y una instrumentación que, además de bien facturada y ejecutada, está muy acorde con lo que dicen las letras. Hay quienes aseguran que Carlo es el trovador joven más parecido a Santiago Feliú.

Si bien es cierto que en ocasiones los premios no tienen por qué ser garantía de calidad, la mayoría de las veces sí lo son y Carlo es una de esas veces.

Poco escrito, radiado o televisado, Carlo Fidel no es un fenómeno tan aislado, hay varios jóvenes en Cuba con propuestas musicalmente interesantes que no siempre cuentan con el apoyo de las instituciones y no es solo la falta de promoción. Es una muestra palpable de que, a pesar de los pesares, también se hace buen arte en Cuba.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones