Search
Saturday 7 December 2019
  • :
  • :

Para que no vuelva el diluvio que asustó a los cenagueros

Entre las obras hidráulicas que se llevan a cabo aparece la reparación del puente del Canal de Soplillar. Foto: Ventura de Jesús GarcíaLas aguas de la tormenta subtropical Alberto estuvieron a punto de tragarse a la Ciénaga de Zapata tras las fuertes lluvias que comenzaron en la última semana de mayo de 2018. Al menos eso parecía cuando en muy escaso tiempo cayeron más de 700 milímetros de lluvia en la sureña región.

Los cenagueros no olvidarán fácilmente las inundaciones provocadas por las fuertes lluvias que comenzaron en la última semana de mayo de 2018.

Con ese poder, a veces desmedido, las aguas de la tormenta subtropical Alberto estuvieron a punto de tragarse a la Ciénaga. Al menos eso parecía cuando en muy escaso tiempo cayeron más de 700 milímetros de lluvia en la sureña región.

Llovió como nunca, muy por encima de lo habitual, y ante el peligro de las crecidas más de 3 000 personas se vieron obligadas a evacuarse durante largos días en busca de lugares seguros, básicamente en casas de familiares y amigos. Todavía, un año después, es posible divisar la huella de la zozobra en algunas casas.

Como en el recuerdo de un mal sueño, una anciana de la localidad de Cayo Ramona señala hacia la ventana de su modesta vivienda. «Fueron días muy duros. Miren, hasta aquí llegaron las aguas, a un metro y medio del suelo».

INUNDACIONES INUSITADAS

Pero más que las propias precipitaciones, lo que más impactó fue el ingreso de altos volúmenes de agua procedentes de los escurrimientos desde el norte de la provincia, lo cual ocasionó el desborde del Canal de Soplillar y por consiguiente las inusitadas inundaciones en la porción oriental de la Ciénaga.

Se anegaron más de 800 kilómetros cuadrados de superficie. Comunidades como Cayo Ramona, La Ceiba, Helechal y otros asentamientos del gran humedal quedaron bajo agua.

Como estas siempre han sido parte de la zona, surcada por canales, se decidió acometer un grupo de acciones para afrontar eventos meteorológicos extremos y aprovechar la abundancia fluvial en beneficio del hombre y de la ciénaga, sostiene Guillermo Cué, delegado de Recursos Hidráulicos en la provincia.

Fue así, explica el directivo, como cobraron vida los trabajos de mantenimiento para restituir los parámetros originales del Canal de Soplillar, por donde circula toda el agua de una cuenca de más de 1 100 kilómetros cuadrados, y comenzó además la rehabilitación del dique de protección izquierdo de ese conducto para evitar el paso del agua hacia la zona oriental de la ciénaga.

EL DIQUE OBLIGATORIO

El dique se extenderá a lo largo de 14 kilómetros y ya se han concluido un total de nueve. A juicio de Julio González Abreu, encargado del frente de inversiones en el sector de Recursos Hidráulicos, al término de la obra se habrán vertido 56 000 m3 de material rocoso extraídos de una cantera localizada a escasa distancia de la zona.

El llamado hombro izquierdo del canal dispone de cuatro metros de ancho y está fijado a una altura de tres metros por encima del nivel del mar, para evitar el paso del agua en caso de desborde del canal, precisó el especialista.

Dijo que los pobladores de la zona agradecen el desempeño de la brigada que acomete los trabajos de movimiento de tierra, perteneciente a la empresa de Mantenimiento y Rehabilitación de Obras Hidráulicas de Occidente.

Trabajamos a ritmo de contingente, con el propósito de avanzar cuanto podamos, manifestó Urquides Rodríguez, jefe de la brigada a cargo de las labores. Es una obra compleja, que requiere de secuencia en el tiro de materiales, compactación y exige de la certificación de calidad por parte de los organismos competentes, comentó.

Pese a los rigores del calor, se aprecia un permanente ajetreo. Orlando García Bermúdez, operador de buldócer, comenta que inician la jornada bien temprano en la mañana y que a veces regresan pasadas las seis de la tarde. Nuestro propósito es concluir el dique este año, dijo.

Miguel Ángel Pérez, chofer de uno de los camiones, habló de la adecuada atención, incluidos la alimentación y el alojamiento, «aunque permanecemos frente al timón por largas horas y a veces nos bajamos solo para almorzar», detalló.

Los ecologistas ven con muy buenos ojos el hecho de que la explotación de la cantera se haga bajo regulaciones precisas, las cuales permiten reforestar con material orgánico en las zonas de extracción.

Los ecologistas ven con muy buenos ojos el hecho de que la explotación de la cantera se haga bajo regulaciones precisas, las cuales permiten reforestar con material orgánico en las zonas de extracción. Foto: Ventura de Jesús García

¿ACCIONES CONCLUYENTES?

En busca de más alivio se llevaron a cabo otras obras hidráulicas como la reparación del vertedor y el puente del citado canal, además de que se prevé la limpieza de los 74 canalizos de fábrica que cruzan por debajo de la carretera que va desde Jagüey Grande hasta Playa Larga y que facilitan el paso del agua necesaria para mantener los niveles ecológicos de la Ciénaga.

Faltaría la construcción de un cauce aliviadero de 500 metros de longitud para el remate definitivo del Canal de Soplillar y su comunicación con el mar.

El Delegado de Recursos Hidráulicos en la provincia fijó la importancia de la rehabilitación del vertedor, pues se trata de un regulador, una especie de tirante hidráulico para conservar el nivel de humedad de la ciénaga y hacer navegable la Laguna del Tesoro.

Todavía está por ver si todas estas acciones serán concluyentes, pero de acuerdo con la opinión de los especialistas son maniobras necesarias para eludir o reducir la magnitud de futuras inundaciones que originan malestar y notables costos materiales.

Hoy entusiasma el avance de las obras para disipar futuras crecidas en el humedal y se refuerza la validez del mantenimiento oportuno, práctica lamentablemente en desuso.

Hace ya mucho que la Ciénaga de Zapata recobró su aspecto habitual, el agua tomó su nivel y las comunidades volvieron a ser las de antes. Mientras tanto, bajo la mirada atenta de las autoridades del territorio, continúan las labores preventivas para evitar que un diluvio así se repita y ponga de nuevo un nudo en la garganta de los cenagueros.

EN CONTEXTO:

  • Desde un primer momento el presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez evaluó el impacto de las lluvias provocadas por la tormenta subtropical Alberto, y se hizo acompañar en este seguimiento por el Segundo Secretario del Partido, José Ramón Machado Ventura; por el primer vicepresidente Salvador Valdés Mesa y por el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez.
  • Como parte de su visita de Gobierno el 11 de julio de 2018 a Matanzas, Díaz-Canel estuvo en el municipio de Ciénaga de Zapata, en el consejo popular de Cayo Ramona, uno de los más azotados en la zona por las lluvias.
  • El Jefe de Estado y de Gobierno llamó a trabajar para disminuir los riesgos ante los desastres naturales y prepararse para situaciones como estas causadas por el cambio climático.
  • Ciénaga de Zapata es el municipio más extenso y menos poblado de Cuba.
  • Se trata del principal destino de las aguas que escurren de la cuenca que abarca territorios del norte de Matanzas y provincias cercanas, incluidas aquellas vinculadas a la presa Voladora y el río Hanábana.
  • Las afectaciones por las lluvias asociadas a la tormenta subtropical Alberto se extendieron a otros territorios matanceros.
  • De las 16 comunidades del municipio, la mitad resultó afectada por las inundaciones.
  • Los pobladores evacuados, muchos de los cuales a mediados de junio todavía permanecían sin regresar a sus casas, recibieron el apoyo de las autoridades del territorio.
  • Las inundaciones causadas por las lluvias asociadas a la tormenta subtropical Alberto evidencian el cambio climático.
  • El territorio se caracteriza por ser una zona baja y plana, y la altura máxima sobre el nivel del mar alcanza solamente diez metros.
  • El Parque Nacional Ciénaga de Zapata constituye una de las áreas de mayor diversidad de endemismos locales de Cuba y posee varias especies endémicas nacionales, nativas, raras y amenazadas de extinción.
  • Publicado por: TVYumuri


Radio 26 es la emisora provincial de Matanzas, planta matriz de la cadena de radio de nuestra provincia cubana. Está ubicada en la capital matancera, en la calle de Milanés esquina a Guachinango, en las alturas de esta bella ciudad rodeada por el valle Yumurí y la bahía de Matanzas. Twitter: @radio26cu Correo: emisora@r26.icrt.cu


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones