Search
Monday 23 September 2019
  • :
  • :

Medidas económicas: la vida no sigue igual

Infografía tomada de Tiempo 21.

Las últimas medidas económicas proclamadas por nuestro presidente Miguel Díaz-Canel indican un impulso sustancial a la economía del país, al demandar una constancia y disciplina laboral superior.

Estarán los mejores y los cumplidores, quienes se beneficiarán salarialmente, pero también se esforzarán por llevar adelante el trabajo con la calidad que requiere este momento histórico.

La dirección del país espera una respuesta concreta a ese extraordinario desembolso, una respuesta que rompa la inercia latente en muchos centros laborales y trabajadores.

Se trata de que no basta con lo que hiciste, ahora tienes que hacer más y entonces la vida no puede seguir igual. Ya uno se enfrenta a quienes exponen que merecían ese salario hace tiempo, por tanto valoran seguir con el mismo ritmo ajustado a conveniencia, el cual lastraba la economía nacional e impedía el florecimiento social de los
territorios.

Si eso sucede y se permite, hay que analizar la permanencia de los cuadros donde surja esa posición y trate de asentarse, hay que cuestionar el funcionamiento de las secciones sindicales y otras organizaciones que influyen en la conciencia de las personas, pero esperamos, como corresponde, que lo que estará de más es ese tipo de trabajador.

Esos que se quejaban de que el país avanzaba lentamente, pues a “dispararse” en sus puestos y cumplir con calidad y productividad, lo que significa en el sector presupuestado atender mejor a la población, agilizar los trámites, eliminar el burocratismo, aprovechar la jornada laboral y cumplir lo que compete a su empleo, que es igual a lo que como trabajador o profesional forme parte de su contenido de trabajo y de su ética.

En mi opinión, este aumento salarial implica un cambio en la concepción de la organización del trabajo, por lo que las salidas o acomodos de horarios existentes en muchas entidades tienen que responder a las demandas actuales, no a las de años atrás. Si se espera un despegue, se sabe también que está en manos de los directivos y trabajadores de este país.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones