Search
Monday 23 September 2019
  • :
  • :

Medio inconcluso, retos para un final feliz

La calle de Medio quedó estática en el tiempo luego del aniversario 325 de la fundación de la ciudad de Matanzas. Solo dos cuadras de la populosa arteria quedaron dispuestas como parte de la reanimación de la urbe.

Entrar a la esta céntrica zona matancera desde la patrimonial Plaza de la Vigía es un espectáculo que aplauden los matanceros: las dos primeras calles adoquinadas, con la prudente restauración de fachadas y aceras convidan a distinguir cuán bella es la primera ciudad moderna de Cuba.

Espacio que debe ser bien cuidado porque en ocasiones manos inescrupulosas maltratan lo que tanto le costó a la urbe recuperar de su viejo letargo. Las indisciplinas sociales no pueden destruir lo que sudor, dinero y deseos costó tener.

Si bien es cierto que el engalanamiento aporta una visualidad que dio un giro de 360 grados, la imagen de la también conocida Atenas de Cuba no se siente igual si entramos a la famosa calle de Medio a la inversa.

El panorama cambia cuando recorres la zona comercial matancera desde la calle Dos de Mayo  y bien sabemos que la reanimación es un tránsito para devolverle el esplendor a la ciudad, un proyecto que se extenderá  hasta el 2025, pero para mi gusto de matancera “ rellolla”, con cierta lentitud en su accionar.

Espero que se repiensen los mercados y que las estrategias para hacer atractiva la otrora calle Independencia tenga el agregado que hoy a mi modesto entender ostenta el paseo peatonal de Narváez, sito tan popular y bien acogido por los jóvenes, lugar de encuentros, música, bailes y otras opciones acariciadas por las aguas del San Juan.

Hay trabajos  que pueden demorar por razones que entendemos, otros deben tener la prioridad de lo necesario, más cuando el tránsito por la plaza fundacional quedó cerrado. Y me refiero a la calle Jovellanos, intersección de buen tráfico vehicular que  hoy se bate entre el asfalto y el adoquín, y que actualmente muestra un deterioro mayúsculo de la vía.

La calle de Medio es por excelencia el lugar por el que pasa el matancero y los que visitan la ciudad, el llamado boulevar matancero queda a la espera de un acelerado avance de su restauración, opciones que inviten a la degustación variada de un final feliz.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones