Search
Friday 13 December 2019
  • :
  • :

Programas de la Salud se benefician con propinas del turismo

El movimiento cubano de contribuciones de propinas a la lucha contra el cáncer y otros programas de salud, tiene un importante aliado en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Hotelería y el Turismo (SNTHT), gremio que en los últimos cinco años elevó la cifra de comprometidos con el altruista gesto. Foto de la autora.

El movimiento cubano de contribuciones de propinas a la lucha contra el cáncer y otros programas de salud, tiene un importante aliado en el Sindicato Nacional  de Trabajadores de la Hotelería y el Turismo (SNTHT), gremio que en los últimos cinco años elevó la cifra de comprometidos con el altruista gesto.

Demostrativo del espíritu solidario típico de los cubanos y por extensión de los hombres y mujeres de esta industria de ocio, en el último lustro un considerable incremento han suscitado las recaudaciones, dígitos que indican el buen comportamiento de un programa de alta valía humana.

Según las estadísticas suministradas por el SNTHT, año tras año crece el número de los dispuestos a erogar parte de las gratificaciones en divisas recibidas por su  desempeño laboral, al punto de que la veinteañera iniciativa supera ya los 23 millones de pesos convertibles (CUC), dinero empleado en  la compra de sueros citostáticos y radioisótopos, medicamentos imprescindibles en el tratamiento médico de quienes padecen esta enfermedad.

La mayoría de los más de 83 mil afiliados a este Sindicato, no solo respalda ese programa, sino que, además, compran juguetes que luego regalan a niños ingresados en salas hematológicas. Justo por estos tiempos, a propósito del Día de los Niños, cobra fuerza la idea, uno de los gestos de mayor nobleza de quienes también preparan valija para damnificados por fenómenos meteorológicos.

Fue en el balneario de Varadero, exactamente en el complejo hotelero Paradiso-Puntarena, donde en el año 1993 surgió la idea de tributar propina de manera voluntaria para ayudar al Estado cubano en la lucha contra el cáncer, iniciativa extendida luego al territorio nacional  bajo el programa Mi Aporte a la Vida.

En la víspera del 28 de octubre de 1995, fecha fundacional del SNTHT, Víctor Lemagne Sánchez, secretario de esta organización, le entregó a Fidel Castro Ruz un cheque simbólico con la suma de un millón de CUC.

Precisamente el líder histórico de la Revolución Cubana, en carta enviada a los trabajadores de la hotelería y el turismo, a propósito del 4 de marzo, Día de los trabajadores de este sector, expresó: “Especial reconocimiento merecen la solidaridad humana y el compromiso social que entraña su contribución a la Salud Pública en acto voluntario que caracteriza la dignidad y abnegación de nuestro pueblo”.

Pie de foto: Abanderados en la entrega de propinas son los trabajadores del hotel Starfish Cuatro Palmas, en Varadero.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones