Search
Monday 18 November 2019
  • :
  • :

Tercera edad: ¿sobrevivir es el camino?

En todas las culturas existe respeto y consideración hacia las  personas mayores. Ser anciano es sinónimo de experiencia y sabiduría, por lo que su opinión siempre se tiene en cuenta. Por eso sorprende que la vejez sea una etapa minusvalorada en ciertos escenarios, a pesar de que nunca como ahora los mayores fueron tan diligentes.

Frente a la postura pesimista de quienes consideran a la vejez como la etapa de las limitaciones, hay que destacar que en realidad constituye una fase  de nuevas posibilidades, sobre todo teniendo en cuenta que los 80 años de ahora son los 50 de antes. Los nuevos mayores ya no son ancianos adormilados en un sillón, sino personas activas, señala el profesor Gerardo Castillo Ceballos.

Aún se inventan eufemismos para evitar la palabra viejo, como si fuera algo que hay que esconder. Por ejemplo, tercera edad, edad de oro, adultos mayores. Sin embargo, vale rememorar lo que decía Cicerón: “el viejo no puede hacer lo que hace un joven, pero lo que hace, es mejor”.

Pero la sociedad sólo podrá integrar a los ancianos cuando también aprenda a latir junto con ellos, en lugar de vivir al lado de ellos. El desarrollo de la personalidad no se detiene en una edad determinada; el individuo crece a lo largo de su vida. Vejez y envejecimiento no son un vacío existencial inevitable, fatal, acompañado de hastío, resignación o de un optimismo centrado en sí mismo; lo real en nuestros tiempos es que el anciano no sobrevive esperando la muerte; el anciano vive en cada latido de la sociedad.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones