Search
Sunday 22 September 2019
  • :
  • :

Cambio climático y adaptación

Creativa, investigadora incansable, laboriosa, convencida y fiel a su intención de demostrar que en las actuales condiciones climatológicas el programa agropecuario tiene que atemperarse a los criterios de la ciencia, Milagros Alfonso Cabrera, es sobre todo dueña de un carisma especial que la lleva a sobresalir –y para bien-, en cualquier grupo social.

Especialista principal de la Red de Estaciones Meteorológicas de Matanzas integra la delegación que representará a la provincia en la Segunda Conferencia Nacional de la Asociación de Innovadores y Racionalizadores (ANIR).

A la cita llevará las experiencias de su comité de la ANIR, aportador de servicios para sustentar mejores producciones y elementos táctico-estratégicos a las acciones de la Tarea Vida en Matanzas.

“La idea es vincular, no solo lo que hacen nuestros agrometeorólogos con los productores en los municipios, sino brindar una información completa de cómo estos resultados pueden tributar a los planes para el enfrentamiento al cambio climático en la provincia, encaminado a fortalecer el sector agroalimentario”.

El aumento de las temperaturas atmosféricas, indicó la especialista en Meteorología, es un elemento a tener en cuenta en este sector en que las actividades se realizan a la intemperie.

“Téngase en cuenta que en el 2017 se rompieron varios records de altas temperaturas y que el año anterior por esta época en Indio Hatuey se registraron 38.20C y, precisamente, por estos días la lluvia ha sido mal distribuida, es decir, ocurren abundantes precipitaciones en muy poco tiempo y eso impide que las plantas no aprovechen eficientemente esas aguas”.

D ahí la convocatoria para que las personas que trabajan en el sector agropecuario vean el clima y su conjunto de variables meteorológicas con otra óptica.

“Porque el clima ha variado y va a continuar variando y no justamente para bien. Hoy a las altas temperaturas diurnas se unen las de la noche y cuando eso ocurre las plantas del período poco lluvioso, que son los vegetales y los frutales, se estresan, sufren y los alimentos que pueden ofrecer no llegan con la cantidad, ni calidad que se espera”.

Para evitar esas y otras consecuencias que al final se reflejan en la economía y la mesa del cubano, Milagros expresó:

“Cuando ya sabemos lo que se avecina, porque contamos con diseños de escenarios climáticos futuros para Matanzas, podemos aplicar regulaciones de adaptación como el corrimiento de épocas de siembra y crear entornos más agradables con la siembra de árboles multiuso para favorecer la protección de los campos de cultivo, entre otras medidas que ya se encuentran en un catálogo de propuestas”.

Y con ese móvil asistirá a la Segunda Conferencia Nacional de la Asociación de Innovadores y Racionalizadores.

“Vamos a defender la idea de la implementación de las acciones de la Tarea Vida como parte de la misión que tenemos las actuales generaciones para logar la sostenibilidad de la vida en la Tierra”.

Conocimientos que ofrecen los hombres y mujeres de ciencia para ser asimilados por decisores de los programas agroproductivos y los productores.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones