Search
Thursday 17 October 2019
  • :
  • :

Las secuelas del alcohol en la vejez

Decir que los adultos mayores son más sensibles al alcohol que otras personas es una verdad sin réplica. Esto se debe a que la tolerancia a esta bebida disminuye con la edad, por lo tanto, hay una mayor tendencia a perder funciones anteriormente presentes.

Las secuelas del alcohol en el adulto mayor se observan con gravedad y rapidez a nivel neurológico. Además, se pueden producir o agravar neuropatías en las extremidades inferiores, lo que genera calambres, sensación de quemadura y debilidad muscular.

Como indican los especialistas, un mayor deterioro se presenta con la memoria y surgen dificultades para hablar, estados de confusión o depresiones. También hay problemas de equilibrio, lo que muchas veces se traduce en fracturas por caídas, las cuales pueden llegar a ser fatales para un anciano.

En la esfera gastrointestinal se generan o agudizan patologías como la gastritis aguda, la esofagitis, el reflujo y
finalmente la cirrosis, enfermedad frecuente en los alcohólicos. Y si hablamos de consecuencias a nivel cardiovascular, se produce aumento de la presión, trastornos severos en los lípidos, miocardiopatía alcohólica y arritmia.

La mayoría de los abuelitos adictos al alcohol manifiestan estados de desnutrición, porque el alcohol reemplaza calorías, entonces comen menos. Junto con esto se produce un bloqueo de la absorción de vitaminas y, por lo tanto, un déficit especialmente de vitamina B.

Causa dolor verlos, sobre todo porque carecen de voluntad, por tanto, lo mejor es atacar la adicción a tiempo y estar alertas ante cualquier cambio de conducta en su forma de ser.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones