Search
Tuesday 15 October 2019
  • :
  • :

Fastuosas carrozas de “Cumba” Colón en los carnavales matanceros

El pueblo San Antonio de las Vueltas, en la provincia Villa Clara, se ha distinguido históricamente por presentar una valiosa tradición popular en la confección de hermosas carrozas. Estas son, en esencia, obras de arte.

En carnavales matanceros del pasado siglo se destacaron carrozas provenientes del entonces municipio de Vueltas —perteneciente hoy a Camajuaní, provincia Villa Clara—, las cuales representaban pasajes de la antigüedad.

Las obras emergieron de la imaginación del voltense Conrado Colón Sánchez, “Cumba” (Vueltas, 1909 –1993), conocido como el parrandero mayor por sus deslumbrantes diseños de carrozas que recorrieron algunas provincias del país.

Los matanceros tuvieron la oportunidad de disfrutar de los proyectos artísticos creados por el líder del barrio Los Jutíos, como elemento del espectáculo general y como obras artísticas. En el recuerdo popular aún perduran las imágenes de varias de esas creaciones, por la fastuosidad y belleza que ostentaban.

Las carrozas se traían desarmadas y se ensamblaban en las instalaciones de la Escuela Técnica Industrial Ernst Thaelmann, por una brigada de trabajadores del antiguo Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA).

Entre las piezas más sobresalientes por su majestuosidad estuvo la carroza Festival de Linternas de Nara, de 1973, que presentó una leyenda del maravilloso país del Sol Naciente, la cual fue atractiva para el público de la ciudad de Matanzas, que apreció sus dragones que expulsaban aire perfumado, las pagodas con los colores dorados y rojo, y la música apacible que reflejaba el mensaje de la leyenda japonesa que habla de la visita del mikado al Parque de Nara en Japón.

En el carnaval de 1975 la carroza se nombró Tutankamón, momentos de la vida del faraón niño, en cuya representación se apreciaba al célebre faraón egipcio acompañado de su esposa y funcionarios de la corte. En la escena el monarca disfruta de una danza y de una lucha entre un sirio y un nubio. Completaban el diseño figuras del dios Anubis, así como bellas lámparas de pie y columnas al estilo egipcio, entre otros atributos.

Un valioso aporte para el carnaval de 1977 constituyó la carroza de Marco Polo. En ella se evocaba el pasaje del intrépido viajero cuando conoció al emperador mongol Kublai Khan. La obra contaba con tres secciones llenas de colorido que abarcaban una longitud de 30 metros, aproximadamente. Allí se reflejaban las costumbres de la corte asiática.

Al siguiente año se representó un bello espectáculo titulado Historias y Leyendas de Babilonia, en el que los espectadores observaron la representación de la reina Semiramis, a quien se le atribuye la fundación y construcción de numerosas ciudades, edificios y los famosos jardines colgantes.

 

También, en el espectáculo se revivió el festín del rey Baltazar, quien es sorprendido por los soldados del rey persa Ciro I. Se representa además, la entrada triunfal de Ciro a la ciudad de Babilonia, compuesta por las esfinges, carros tirados por parejas de corceles y la puerta de Ishtar. La estructura de la carroza de un singular colorido hacía que cada uno de esos detalles fuera motivo de admiración.

 

En las fiestas carnavalescas de 1979 otra carroza impresionó al público matancero con la representación del gran teatro moscovita Bolshoi, patrimonio del pueblo ruso y de la cultura universal. Con el título Bolshoi, dos siglos de gloria, se realizó un homenaje a ese coliseo. En la obra intervenían damas y caballeros correspondientes a las postrimerías del siglo XVII, quienes acudían a disfrutar de las funciones teatrales y de ballet desde los lujosos palcos.

Mientras, en la parte baja de la carroza se presentaba un conjunto de danza folclórica integrado por aficionados, obreros y campesinos, con representaciones de los famosos ballets Giselle y La bella durmiente.

En 1980 el proyecto nombrado Joya Radiante estuvo diseñado por animales, bambalinas, aposentos de los dioses, una gran serpiente, el trono de Brahma, base de sustentadores y elefantes.

En 1981 desfiló la carroza La Boda Persa, compuesta por una caravana de 22 esbeltos dromedarios confeccionados con técnica de papier maché, que eran trasladados sobre una plataforma con ruedas de carriolas rusas. Viva muestra del ingenio del diseñador “Cumba” Colón, muy elegantes estaban los dromedarios con coronas en la cabeza y llevando sobre el lomo cofres. En dos camellos iban los novios; los aldeanos vestidos de llamativos trajes árabes escoltaban a los mismos. En la segunda sección una mezquita y en la tercera, un hombre montado sobre un caballo y un palacio suntuoso al estilo árabe cerraban el armonioso conjunto persa.

La obra se le recuerda como la carroza de los estáticos, pues de esta forma el personal que la integraba representaba el tema tratado. Estas fueron algunas de las fastuosas carrozas de Vueltas, disfrutadas y agradecidas por el pueblo de la Atenas de Cuba que las recuerda con cariño y nostalgia.

  • Por Jorge Luis Lovio Caballero


Radio 26 es la emisora provincial de Matanzas, planta matriz de la cadena de radio de nuestra provincia cubana. Está ubicada en la capital matancera, en la calle de Milanés esquina a Guachinango, en las alturas de esta bella ciudad rodeada por el valle Yumurí y la bahía de Matanzas. Twitter: @radio26cu Correo: emisora@r26.icrt.cu


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones