Search
Wednesday 23 October 2019
  • :
  • :

Atentos al reporte meteorológico

Un ambiente más cálido, más seco, más húmedo demuestran que las condiciones climatológicas de hoy no se parecen en algo a las del pasado, de ahí la necesidad de implementar medidas de adaptación.

Para ello expertos del Centro Meteorológico provincial de Matanzas trabajaron en la modulación de escenarios futuros que permiten un mejor diseño de los planes y programas agropecuarios y sociales.

Nilian Fernández, especialista en Meteorología, al referirse a este estudio expuso.

“En los sitios en que se ha trabajado hemos utilizado como guía las condiciones climáticas y su actual variabilidad. A partir de esos resultados le entregamos a los gobiernos -provincial y municipales-, una síntesis del fenómeno y las medidas de adaptación. Es la vía que utilizamos para acercar más a los tomadores de decisiones a esta problemática”.

Razón por la que agregó la especialista que la vigilancia climática constituye la principal tarea en la Red de Estaciones Meteorológicas de Matanzas.

“Además del trabajo que se realiza en las siete estaciones meteorológicas con el monitoreo de variables cada tres horas, efectuamos la vigilancia del clima que se emite y socializa en boletines. Todo esto sin desatender los ejercicios de alerta temprana que se desarrollan ante la ocurrencia de eventos meteorológicos extremos, no solo hablamos de huracanes, sino de lluvias intensas y prolongadas sequías, entre otros”.

Entre los ejemplos relacionados con ese estudio, sobresale el tocante a la variabilidad climática y la salud humana.

“Este es un punto en el que se trabaja sistemáticamente: el monitoreo a los vectores, específicamente a los mosquitos transmisores de enfermedades. Es un servicio que en las zonas de Varadero, los cayos y Ciénaga de Zapata ha dado muy buenos resultados. En cuanto a la salud animal se ha trabajado en el control de especies exóticas invasoras. La relación de las variables biológicas con las climáticas nos ha permitido ofrecer recomendaciones precisas que favorecen la producción y  la economía en sentido general.

“Por ejemplo, hemos podido pronosticar cuándo puede incrementarse la captura de claria. En el período diciembre de 2015-enero de 2016 estuvimos afectados por el estacionamiento de varios frentes fríos, se cumplió el pronóstico de incremento de las lluvias, de hecho las precipitaciones estuvieron por encima de la norma histórica y en ese tiempo hubo una mayor reproducción de claria, que llevó a la elevación de los volúmenes de captura fuera de lo planificado”.

En igual medida se le ha dado seguimiento a la incidencia del clima en la cría y reproducción de ganado, de aves como las gallinas ponedoras y en la obtención de miel de abeja, renglón este último en el que la provincia se destaca por los buenos resultados productivos.

“La entrega en tiempo del boletín meteorológico a los productores de miel les permite desarrollar estrategias como las de mover la ubicación de las colmenas ante la amenaza de fuertes vientos y protegerlas de la lluvia. Igualmente se recomienda la etapa y lugar en que se deben sembrar árboles melíferas para mantener, no solo los niveles de producción, sino también la calidad de la miel”.

Valiosos aportes de la ciencia meteorológica al reto de adaptación a la variabilidad climática, la sostenibilidad alimentaria  y el desarrollo económico del país.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones