Search
Monday 21 October 2019
  • :
  • :

Medidas emergentes sin afectar a los trabajadores

La actual coyuntura energética existente en Cuba a causa del recrudecimiento del extraterritorial bloqueo estadounidense, lleva a la aplicación de medidas emergentes para el ahorro de combustibles.

Dentro de los ejemplos a citar se halla la sucursal CIMEX de Matanzas, donde además del reajuste de los horarios de labores, se organizó la reubicación de los trabajadores de las áreas administrativas hacia sus zonas de residencia.

Con estas acciones, indicó Lizet Rodríguez García, Jefa del Grupo de Mercadotecnia en dicha entidad, se reduce considerablemente el uso de transporte y por consiguiente el gasto de combustible.

“Los trabajadores, por ejemplo, de la Gerencia de Comercio, de la oficina central del área administrativa de logística, se ubican en el Complejo de Matanzas y el de Cárdenas, según su localidad, pues aquí están las mayores concentraciones”.

Los empleados del resto de los territorios matanceros se incorporan a las unidades de sus regiones.

“Hablamos de unidades, tiendas que tienen oficinas administrativas, se suman a ellas y hacen su trabajo”.

Una estrategia pensada para el ahorro energético pero sin descuidar los beneficios del trabajador.

“En todas las unidades comerciales se trabaja y no tenemos ningún empleado interrupto. Se han hecho ajustes en los horarios previa consulta con el trabajador para que no se vea afectado”.

A estas medidas se suma, según explicó Jorge Enrique Villa Ramírez, especialista comercial que atiende la actividad de combustibles en CIMEX de Matanzas, la supresión de la venta de carburante en tanques o depósitos que no son los propios del vehículo

“Si llega un vehículo que en el tanque le caben 500 litros de combustible y hay disponibilidad en el servicentro, se le despacha. Si es de mil litros también se le  despacha, lo que sí no puede utilizar para ello otros recipientes”.

Esta medida, comentó Villa Ramírez, va encaminada a evitar el acaparamiento que suele aflorar en situaciones como estas, ya que el conductor en aras de asegurar su combustible para diez o quince días.

“En condiciones normales existe un límite, 20 litros de gasolina y hasta 208 de diesel, pero en las condiciones actuales con la disponibilidad d combustible es cero para el sector privado.

“En el estatal solo se aceptarán en aquellos organismos vitales para la economía, previa autorización del Consejo Energético provincial y la Dirección Nacional de CIMEX”.

Estrategias que tiene que implementar y velar por cumplimento el Gobierno y Estado cubano para soportar con la menor molestia posible los efecto de la crueldad con que los Estados Unidos nos tratan y las limitaciones que nos impone para ahogados, doblegarnos hasta intentar destruir nuestra invencible Revolución.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones