Search
Monday 21 October 2019
  • :
  • :

El toque de humor de los cubanos

Dicen los sabios que educar el corazón resulta fundamental para aprender a reír; si lo olvidamos, marcharemos serios por la vida, demasiado afligidos.

A los cubanos nos gusta la alegría, deviene parte de nuestra idiosincrasia. Nos agradan las carcajadas tanto como la sencilla sonrisa. Y es cierto que admiramos y nos conmueve la ingenuidad de los niños y la visión pintoresca de un asunto que para otros sería una calamidad angustiosa.

También preferimos sonreír y no enfadarnos. Y aprender a encontrarle el sentido cómico a las cosas cuando otros lo hacen. Alegrar las existencias tristes, cuando a algunos les parece perdida la ilusión. Y sugerir el mirar por la ventana y agradecer estar vivos ante la naturaleza tan bella que bendice nuestra Isla.

Dicen que ciertas personas son propensas a ostentar un aire elevado de seriedad para parecer importantes y maduros en todo momento. Pero debe uno reírse sin complejos de las cosas tontas y pequeñas porque muchas veces hay un tono de humor en cualquier lugar o acontecimiento.

Pase lo que pase nunca debemos perder ese sentido del humor que caracteriza al cubano y hacer reír a otros con una chispa, una idea divertida, es sano para una verdadera comunicación.

Sin caer en la envidia, sin ser egoístas, alegrarnos con los éxitos de los que nos rodean, aunque uno no los haya alcanzado o cuando tendamos a ser personas introvertidas.

Tenemos que fomentar nuestra capacidad para hacer reír a las personas en momentos de tristeza o de tensión, porque al final nuestro trabajo es importante y debe cultivarse la tranquilidad en el colectivo. Dentro de las labores y responsabilidades hay que encontrar tiempo para la risa, para lo lúdico, para lo divertido, porque sabemos que el sentimiento de gozo es fundamental para la vida.

Como señalan los abuelos: na actitud de contento es llave para penetrar en el corazón del hombre. La persona captada por el buen humor tiene en sus manos el camino del corazón de los demás. Posee la varita mágica que descubre y hace fluir fuentes de energía incalculables.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones