Search
Thursday 21 November 2019
  • :
  • :

BNC, un soplo de frescura

El Ballet Nacional de Cuba (BNC) no cesa en su empeño de ser continuadores de la inmensa obra de la prima ballerina assoluta Alicia Alonso y prepara la primera temporada organizada por la bailarina Viengsay Valdés, subdirectora artística de la compañía.

Para la ocasión contaron en la sede de ensayos de La Habana con la presencia de artistas de renombre internacional, según dijo Valdés en el teatro Sauto de Matanzas.

Tal es el caso del coreógrafo Alexei Ratmansky, quien fuera director del teatro Bolshoi, de Rusia y actualmente trabaja con el American Ballet Teathre.

Para la compañía cubana Ratmansky montó Concerto DSCH, una reposición de un ballet que anteriormente hizo para el New York City Ballet, basado en la música de Dmitri Shostakovich, apuntó la primera bailarina cubana.

“El ballet es un divertimento, ha venido muy bien en estilo a nuestra compañía, es bastante dinámico, alegre, apenas deja respiro a los bailarines y da la oportunidad a la escuela cubana de agilizarnos un poquito.

“Este tipo de coreografía nos permite otra forma de atacar los movimientos y verdaderamente fue muy rápido el montaje, en apenas una semana. Ahora mismo Ratmansky prepara su propia versión de Gisselle para el teatro Bolshoi “.

La maitre del BNC, Consuelo Domínguez, refirió el legado de Alicia Alonso para las nuevas generaciones de bailarines.

“Precisamente para esta pieza del coreógrafo ruso, el cuerpo de baile es muy joven, es un soplo de frescura, es difícil inclusive para los solistas, pero creo que va a hacer lo mismo para el público, que para los bailarines una oportunidad de mostrarse.

“Aplaudo la feliz idea de la dirección de permear a la compañía de nuevas obras y mantener nuestros clásicos, de las versiones de Alicia, porque ese también es el sello que nos identifica como país”.    

Viengsay Valdés apuntó que el programa previsto para el primero de noviembre próximo en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso incluye además la reposición de Poema del fuego, de Alberto Méndez y el estreno del ballet completo Love Fear Loss, del coreógrafo brasileño Ricardo Amarante. Sobre esta obra detalló.

“Se trata de un piano en escena con música de Édith Piaf, son tres pas de deux y cada uno tiene una emoción y un significado diferente y también será interpretado por jóvenes figuras del BNC”.

Para el mes de diciembre la prestigiosa compañía subirá a las tablas capitalinas un clásico de su repertorio, Cascanueces y continuará enriqueciendo el homenaje por el centenario de Alicia Alonso, en 2020. Para entonces el teatro Sauto de Matanzas, en su condición de subsede del Festival Internacional de Ballet, se sumará al tributo. 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones