El mundo nuevamente estará en contra del bloqueo a Cuba y la Ley Helms-Burton

El canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla presentará en los próximos días a la Asamblea General de las Naciones Unidas, una vez más, la necesidad de poner fín al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba desde hace más de cinco décadas por el gobierno norteamericano.
El carácter extraterritorial de la Ley Helms-Burton, primera de su tipo, nacida en 1998, es un engendro del gobierno noteamericano. La obsesión anexionista es evidente. Tratan de convertir la devolución de las propiedades confiscadas en un acto que finalmente concluiría con el restablecimiento del control de Estados Unidos de América sobre la Isla.
La comunidad Internacional siempre se ha solidarizado con la Mayor de las Antillas y se ha pronunciado en diferentes tribunas contra este genocida engendro que intenta, por medio de chantajes y bochornosas presiones, someter al pueblo de Cuba.
Bruno Rodríguez Parrilla, como todos estos años, demostrará con sólidos argumentos los efectos negativos del bloqueo, reforzado por la Ley Helms-Burton en su tercer capítulo, no solo desde el punto de vista económico, sino también en contra de la salud, la educación, la cultura y otros sectores de la sociedad. La soberanía de Cuba no se negocia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *