Search
Friday 13 December 2019
  • :
  • :

Correcta manipulación de los alimentos, sinónimo de salud

La creación de condiciones para que el alimento que reciben las personas esté apto para el consumo tiene regulaciones que registra la Oficina de Normalización.

La ingeniera industrial Inela Santamaría Ariza, jefa del Departamento de Normalización de dicha entidad en Matanzas, destacó que la inocuidad de los alimentos se evalúa a partir de normas generales como la higiene y desinfección de los productos de consumo, así como la temperatura a las que se deben conservar.

“Existen inclusive normas por cada uno de los alimentos que podamos tener, pero también nuestra oficina interviene en la parte de la inspección de la calidad de los alimentos, se hace la revisión en las organizaciones para que se cumplan esas normativas, para que los alimentos sean inocuos.

“Se toman muestras de laboratorio y se analiza si responden o no a las especificaciones técnicas”.

¿Esas inspecciones se realizan a voluntad de la OTN por solicitud del cliente?

“A partir de la planificación previa se realiza un estudio de las organizaciones de la provincia, pero todas tienen que pasar por una inspección de este tipo aunque existen sectores priorizados como Salud, Turismo, Educación y las empresas productoras de alimentos”.

¿Cómo interviene en este proceso el creciente sector cuentapropista?

“Se le realizan igual las inspecciones, pero no existe una obligatoriedad porque uno de los grandes problemas que tenemos es la capacitación de ese sector.

“Tratamos por tanto de suplir esa carencia con charlas, intercambios con esos trabajadores no estatales sobre cómo manipular los alimentos, las condiciones de almacenamiento y enfriamiento porque lo que pretendemos es subsanar las dificultades antes de que llegue el inspector”.

Otro encargo es el relacionado con la aplicación de sanciones.

“Nuestros inspectores son los encargados de poner las multas por el incumplimiento de las normativas, las regulaciones, lo establecido, al punto de cerrar el local porque no podemos mantener un área de venta, cuyos alimentos no sean inocuos y enfermen a la población, eso sí no es posible”.

A tono con este tema de la inocuidad de los alimentos, llegan los consejos de la especialista.

“Evitar cortar frutas, vegetales, en la tabla donde se seccionó carne sin antes lavarla bien. De hecho se sugiere que ese utensilio, en lugar de madera, sea plástico para evitar la contaminación cruzada. Es decir, se pueden transmitir las bacterias que de manera natural tiene la carne a los otros alimentos.

“Tampoco se deben dejar descongelar las carnes al aire libre o sumergiéndolas en agua porque ello facilita la proliferación de microrganismos que la echan a perder de dentro hacia afuera.

“El huevo no se debe lavar con agua porque si tiene presencia de salmonella en la cáscara al mojarlo ésta se debilita y puede transferir la bacteria al interior del huevo”.

Sobre la costumbre de colocar el huevo, la pasta de tomate y otros productos en la puerta del refrigerador, la jefa del Departamento de Normalización de la OTN de Matanzas comentó.

“No es el lugar idóneo porque el abrir y cerrar el refrigerador con frecuencia provoca que esos alimentos sufran un cambio brusco de temperatura que los deteriora.”

Temas de los que deben estar informados los miembros de la familia para que la higiene en el hogar en relación con la manipulación, elaboración y el consumo de alimentos permita que una vez ingeridos, no representen un riesgo para la salud.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones