Search
Thursday 21 November 2019
  • :
  • :

Henequeneros, mejor equipo matancero en Series Nacionales

Matanzas ha estado representada por tres equipos en Series Nacionales de Béisbol: el del nombre de la provincia, Henequeneros y Citricultores.

De ellos, el de más historial es Henequeneros, que debutó en la campaña de 1965 a 1966 con un meritorio tercer lugar bajo la conducción del técnico Juan Bregio Moreno y que posteriormente alcanzaría tres títulos del país, un subcampeonato y un cuarto puesto como mejores resultados.

El primer campeonato lo consiguió bajo el mando de Miguel Ángel Domínguez en la XI Serie, de 1969- 1970 como mentor novato, con 50 victorias y 16 derrotas y alto promedio de 757. Fue aquella la famosa temporada en la que Bobby Salamanca bautizaría a Wilfredo Sánchez, Rigoberto Rosique, Félix Isasi y Tomás Soto como los Tres Mosqueteros y el Caballero D´Artagnan.

Los otros honores recayeron como director en Gerardo “Sile” Junco Massip, ganador de los certámenes de 1989-90 y 1990-91 y al siguiente año, de un segundo lugar al caer en la final ante Industriales.

Volviendo al debut de 1965 a 1966 debemos aclarar que Henequeneros era el nombre de la selección de la provincia que consigue su pase a la Nacional al ganar el torneo regional central de ese período. Fue el que utilizó por primera vez, el que sería tradicional uniforme de los “teams” con ese nombre con los colores amarillo, blanco y negro.

En aquel conjunto militaban figuras que tendrían una rica trayectoria beisbolera en Cuba desde ese año, como Gaspar “Curro” Pérez, Félix Isasi, Rigoberto Rosique, Lino Betancourt y Tomás Soto, entre los más conocidos

En aquella V Serie Nacional, ganada por cuarta ocasión consecutiva por Industriales, los “orinegros” yumurinos obtuvieron su primer triunfo, precisamente frente a los Azules capitalinos el día 19 de diciembre de 1965 con marcador de 7×6, choque que ganó Gaspar Pérez y perdió Manuel Hurtado.

En ese juego Tomás Soto conectó jonrón con las bases llenas, para iniciar el casillero de cuadrangulares del equipo y Germán Mesa le pegó uno al “Curro” con las bases limpias, primero recibido por el pitcheo matancero.

En el siguiente juego que tuvo lugar en el Palmar de Junco, Henequeneros sufrió su primer revés ante Granjeros. Fue un encuentro que se extendió a diez entradas y terminó con pizarra de 10×9, con éxito a la cuenta de Gregorio Pérez y derrota para el zurdo Manuel Rojas.

En las 26 series en las que participó el equipo del “henequén”, ganó 451 juegos y perdió 356 para cociente de 559, único de los tres conjuntos de la provincia con casi el 60 por ciento de victorias.

Los directores de Henequeneros en ese tiempo fueron:

1965-66- Juan Bregio. Ganó 37 y perdió 28.
1967-68 y 68-69. Orlando Leroux. Ganó 107 y perdió 90.
1969-70; 1970-71 y 1979-80. Miguel Ángel Domínguez. Ganó 118 y perdió 63.
1971-72. Daniel Menéndez Miñoso. Ganó 40 y perdió 26.
1972-73; 1975-76 y 1980-81. Miguel Valdés de Armas. Ganó 54 y perdió 112.
1973-74. Luis Menéndez. Triunfos, 28 y derrotas 50.
1974-75. Juan “Coco” Gómez. (13 y 26)
1976-77. Asdrúbal Baró (14 y 23)
1977-78. Jorge Trigoura (16 y 30)
1978-79. Bruno Villegas (22 y 29)
1981-82 y 1982-83. Rigoberto Rosique (56 y 43)
1983-84 y 1984-85. Félix Isasi (73 y 74)
1985-86; 1986.87 y 1987-88. Orlando Quirantes (69 y 65)
1988-89; 89-90; 90-91; 91-92; Gerardo Junco. Ganó 137 y perdió 55.

En el caso de Citricultores ganó dos campeonatos, el primero en la temporada de 1976-1977, con Juan Bregio como director y en el torneo de 1983-1984, conducidos por Tomás Soto.

Tuvo etapas brillantes a partir de 1974, pero desde 1987 se decide unificar un conjunto Henequeneros que fuera más competitivo y es entonces que muchas de aquellas figuras del “cítrico” pasan para la nómina que comenzaba a dirigir “Sile” Junco y que volvió a poner en alto el prestigio beisbolero de la provincia.

Desde ese momento Citricultores sería como un equipo escuela en el que se iniciaban los más destacados peloteros de las categorías menores y que como era lógico no tenían nivel para luchar por las primeras plazas. Eso motivó una caída en el promedio de juegos ganados y perdidos que hasta 1992, cuando desapareció de las Series Nacionales, se redujo a 384 victorias con 402 derrotas.

En el caso de los equipos con nombre de Matanzas, salidos del letargo en la campaña de 2011-2012 cuando se produjo un cambio notable con la llegada de Víctor Mesa, sus resultados aún no alcanzan para conquistar de nuevo la cima, que hace casi 28 años logró Henequeneros.

Esa espera pudiera lograrse en esta campaña, pero todo dependerá de lo que rindan cuando se incorporen los refuerzos que integran el equipo Cuba al Premier 12, todos de gran calidad en nuestros campeonatos.



Comentarista-narrador deportivo en Radio 26. Matanzas. Cuba. Vive en Matanzas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones