Search
Thursday 5 December 2019
  • :
  • :

MELISAH: harina de arroz cubana, realidades y perspectivas

La harina de arroz, con el nombre de Melisah, producida y comercializada en las plantas molineras instaladas en diez unidades de silo de la Empresa Nacional de Silos (EMSIL), ubicadas en igual número de provincias, sustituye importaciones de harina de trigo y posee cualidades que la hacen muy atractiva para la industria alimentaria, que ya la emplea en la elaboración de varios productos, y ofrece otras posibilidades de expansión en beneficio de la economía empresarial y nacional.

Máster en Ciencias Vilma M. Aportela Valdés.

La Máster en Ciencias Vilma M. Aportela Valdés, autora de una ponencia investigativa sobre el tema, recientemente calificada de Relevante en el Fórum anual de Ciencia y Técnica de la EMSIL, destaca la importancia de haberse elaborado la documentación necesaria para la producción de harina de arroz, cumpliendo la Norma de Calidad ISO 9001:2015.

Precisa la autora logros en la relación costo-beneficios de este producto, entre los que destacan economías derivadas de su inclusión en varias elaboraciones alimentarias como sustituto de la harina de trigo importada y la inscripción en el registro sanitario, lo que amplía la cartera de producción y servicios de la EMSIL.

En relación con los resultados económicos, resalta el ingreso por parte  de los Molinos de la EMSIL de 760 pesos por tonelada de harina de arroz producida y entregada a la División Tecnológica Arrocera.  Hasta  el cierre de octubre de 2019 significa un valor total superior al millón 900 mil pesos.

El producto fue inscrito en el Registro de la Propiedad Industrial como Harina de Arroz con el nombre comercial MELISAH.

En sus conclusiones, Aportela Valdés detalla la aplicación de un procedimiento para evaluar y analizar las mejoras estructurales y funcionales en la producción de harina de arroz con énfasis en la calidad.

Consecuentemente, se confeccionó la ficha técnica de la Harina de Arroz, así como procedimientos específicos de producción, limpieza y desinfección del cereal molinado, así como la instrucción particular de inocuidad, muestreo y bioseguridad.

En sus recomendaciones la autora incluye la necesidad de seguir profundizando en las investigaciones sobre el tema, aplicar los resultados expuestos en su ponencia y extenderlos a procesos tecnológicos similares en aras de alcanzar mayor eficacia en ellos.

¿Cómo se obtiene harina de arroz?, propiedades y beneficios 

A esta pregunta responde Vilma M. Aportela Valdés: “Para obtener harina de arroz se empieza retirando la cáscara. El grano crudo se tritura según la granulometría deseada. Se realiza un proceso para eliminar la humedad y disfrutar de una harina blanca y fina, que contiene 90 por ciento de almidón. Los gránulos son los más pequeños de entre todos los tipos de harinas de cereales, por lo que devienen ideales como espesante en salsas”.

El arroz es rico en nutrientes y su harina está presente en la industria alimentaria y en la cosmética.

 “La harina de arroz que se produce en las unidades de silo de la Empresa Nacional de Silos (EMSIL), se emplea para mezclar, en proporción de entre 30 y 50 por ciento con harina de trigo, en la elaboración de panes, embutidos cárnicos, incluido el pescado, la industria cervecera y otros alimentos, precisa la entrevistada”, y aclara: “La composición alimentaria de la harina de arroz proporciona a las personas un sustento más saludable, reduciendo contenidos en grasa y azúcares en los alimentos donde aparece. Es un producto favorecedor de adecuada nutrición, porque es más beneficioso al carecer de gluten”.

Gracias al empleo de las plantas productoras de la EMSIL, no es necesario realizar inversiones para lograr la harina de arroz, porque la tecnología no varía y en los mismos molinos de harina de maíz puede procesarse el arroz partido, subproducto que se origina y se descarta de este cereal durante el proceso industrial, que habitualmente se consigna como alimento animal.

Al convertir ese arroz en harina se le puede dar mejor uso, de gran beneficio a la economía nacional, ayudando a disminuir importaciones y añadiendo un componente y extensores más adecuados que la harina de trigo para la obtención de diversos alimentos de consumo humano.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones