Search
Friday 13 December 2019
  • :
  • :

La importancia de los “terceros” en el turismo

Las lavandería son pieza clave en el suministro en tiempo de los avituallamientos.

La temporada de alza turística que acaba de comenzar en la provincia de Matanzas reafirma la importancia del aporte de los llamados servicios de terceros, actores esenciales en esa necesidad de gestionar de manera eficaz  las operaciones en la industria de ocio.

Y es que justamente de muchos poquitos depende tan estratégico sector para respaldar sus prestaciones, hacerlas eficientes y encantar a quienes escogen a Matanzas como destino para vacacionar.

Hace un tiempo escribí que una sábana tardía, una guagua que falle, cualquier apoyatura dependiente de otros, complicaría la cotidianidad en el más del medio centenar de instalaciones hoteleras de Varadero, el principal polo de sol y playa  de la Isla.

Lo mismo que la Clínica Internacional o Construcciones al Turismo (CITUR), Atención a los Recursos Naturales del Turismo (ARENTUR)  clasifican entre las entidades imprescindibles para el día a día de la también conocida como Playa Azul.

Las respuestas certeras que espera un destino de elevada relevancia estratégica como este, muy bien las conocen los trabajadores de ARENTUR, entidad que acumula saldos importantes en sus ventas.

Trabajadores de Arentur en plena faena en Varadero.

Responsabilizada con la conservación y mejoramiento del entorno, mantenimiento, limpieza y cuidado de las playas, las calles, la jardinería y ornamentación con plantas y flores en los hoteles, entre otros encargos, las unidades empresariales de base han logrado estabilizar una labor que en el 2003 les permitió entrar al Sistema de Perfeccionamiento Empresarial.

La empresa asume el vertimiento de arena por tierra, una tarea que como otras de las 22 que brindan, salvan los aniristas desde el taller, al mantener con alta disponibilidad técnica camiones, buldócer, tractores…

En cualquier rincón de Varadero están las manos de ARENTUR, lo mismo tarde en la noche recogiendo de 85 a 90 toneladas de desechos sólidos, que plantando jardines en los cientos de metros que recorren sus obreros.

Bajo un sol como el que solo se siente en el balneario yumurino, resulta normal ver a trabajadores de la entidad llenando de cocoteros los lugares que previamente seleccionan.

Esta empresa y el resto que tributa a los poquitos que arman la industria de ocio, saben cuánto depende de ellas para que la eficiencia se aloje, sin contratiempos, en los hoteles de Varadero.

  • Fotos de la autora



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones