TV Yumurí: 20 años en un palpitar

El surgimiento del telecentro TV Yumurí constituyó la materialización de un sueño esperado por muchos años, que tuvo su salida al aire un día como hoy, 10 de diciembre, en el año 1999.

Su fundación se produjo en un momento especial, cuando se iniciaba la Batalla de Ideas por el rescate del niño Elián González. Formaba parte de la estrategia ideológica de nuestro Comandante en Jefe, quien se propuso que en todas las provincias del país existiera un órgano de prensa televisivo, como complemento mediático en función de magnificar la obra de la Revolución. Precisamente la transmisión pionera fue la primera tribuna abierta efectuada en Matanzas.

Días después se iniciaba la programación habitual con la inclusión en ese primer mes de cuatro espacios estelares los viernes: la revista cultural Cuando llegan las musas, el infantil Soy feliz, el programa Lente histórico y el noticiero Hoy.

Un verdadero suceso, que propició que en enero del 2000 se multiplicara la parrilla, con salidas cada tres días y una amplia variedad de géneros, preparación necesaria para que en febrero se transmitieran los cinco días de la semana con alrededor de 19 programas en ese intervalo. Matanzas rompía un esquema instaurado para este tipo de medio e irrumpía con la fuerza del caudal artístico que engalanaba el universo cultural de la bien llamada Atenas de Cuba y numerosos premios nacionales.

Se incluyeron programas infantiles y  juveniles: entre estos Quédate conmigo y Barquito de Papel, aún presentes en los canales de la TV nacional, espacios de Orientación Social, Informativos y de Ciencia y Técnica, monotemáticos, documentales, los musicales campesino y con artistas de la provincia y hasta un dramatizado, que conquistó numerosos lauros. Todos grabados en el pequeño estudio ubicado en los bajos del telecentro.

Fue un despertar a la creación, al buen gusto, al talento, como reflejo de lo que merecían los matanceros y la Atenas de Cuba. Novedosas transformaciones se pronostican para el telecentro con la construcción de un nuevo y gran estudio. Son esperanzadores sus objetivos porque los inspira el reflejar el trabajo abnegado, el arte y el sentir de una provincia que se propone ser la más productiva del país.

Nuevas generaciones constituyen hoy el núcleo creativo del telecentro. Jóvenes talentosos integran la nómina de este gran  medio de difusión masiva por lo que esperamos que su visión periodística y artística se extienda hacia todo el país y continúen influyendo en el auge de la cultura matancera.

Han pasado dos décadas y aún se recuerda año tras año su trayectoria. De aquellos primeros fundadores solo quedan ininterrumpidamente activos: Jesús del Castillo, Aurora López, Ana Valdés Portillo, Yudarys Berland y Alejandro Castellanos.

Por la semilla que plantaron llegue, a  los que permanecen y a los que no están, nuestro reconocimiento en nombre de la Atenas de Cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *