Cobertura especial: En La Habana, sesión plenaria de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular (+Fotos) (+Video)

Interviene en la sesión plenaria el ministro de la Agricultura, Gustavo Rodríguez Rollero.

Foto: José Manuel Correa

En el informe a los diputados, el ministro de la Agricultura Gustavo Rodríguez Rollero comentó sobre el estado de los planteamientos de la población y los temas que competen al organismo.

Al respecto, informó que en total se han recibidos 3 261 planteamientos; de los cuales, 1 080 están pendientes de solución, 261 son explicadas causas de no solución y 2 205 ya están solucionados.

Foto: Juvenal Balán

De igual forma, comentó que los planteamientos más reiterados son:

– Abasto de agua y reparación de motores de agua en comunidades agrícolas.

– Reparación de viales, puentes, canales y caminos del patronato agropecuario.

-Deficiencias en la distribución de viandas y hortalizas y otros productos a mercados.

– Demoras en la solución de procesos de herencia y legalización de usufructos.

– Animales sueltos en la vía.

– Deficiencia en la distribución de papas.

-Insuficiente surtido de carne de cerdo.

– Insuficiente abastecimiento de huevos y pollos.

Agregó que en el Plan de la Economía de 2019 se incluyó la solución de 75 planteamientos de la población, referidos a mantenimiento de caminos, reparación y construcción de placitas, los que deben concluir este mes de diciembre.

Rodríguez Rollero resaltó el trabajo comunicacional del Ministerio de la Agricultura con la inserción de diferentes canales para la atención a la población, más encaminados en los contextos digitales que hoy se demandan.

Sobre la caracterización del organismo, explicó que el mismo está, integrado por tres sistemas: el presupuestado, empresarial y cooperativo.

Explicó que el 23.2% de los suelos de Cuba se catalogan como muy productivos o productivos y el 78% en las categorías de muy poco productivos o poco productivos.

                    Foto:Juvenal Balán

Agregó que más de tres millones de hectáreas de suelo de uso agrícola están afectadas por factores limitantes lo que requiere de recursos considerables estimados entre 175 millones de pesos por quinquenios, a un ritmo de 100 mil hectáreas anuales más el 10% para la recuperación de las áreas.

La superficie agrícola alcanza 6.4 millones de hectáreas, el 58.2% de la superficie terrestre del país.

La entrega de tierras estatales ociosas en usufructo desde el 2008 alcanza la cifra de 2 millones 225 hectáreas, de las que quedan 350 mil por entregar.

Las rotativas para la entrega de tierra se han modificado progresivamente desde el 2008 para conducir este proceso.

Según Rodríguez Rollero, explicó que la producción de carne de cerdo decreció en 2019 en casi 20 000 toneladas, en tanto el huevo se mantiene estable en un nivel de mil millones de unidades por año. Decrece significativamente el cítrico, por las severas afectaciones ocasionadas por la plaga conocida como Huanglongbing (HLB), pero esta producción tiene un programa de recuperación.

El Estado y el gobierno cubano prestan atención prioritaria a la seguridad alimentaria, como una parte de la dimensión económica y social de la seguridad nacional.

Muestra de ello es que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), reconoció a Cuba como el quinto país entre los 14 primeros que han logrado reducir los índices de hambre y desnutrición, de forma sostenida por varios años.

Por otra parte, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), catalogó a la Isla como la única nación dentro de América Latina y el Caribe que ha eliminado la desnutrición infantil severa, gracias a los esfuerzos del gobierno. Y todo eso se ha logrado a pesar del bloqueo, aseveró el titular.

La condición insular de nuestro país y su ubicación geográfica constituye una amenaza constante para la agricultura, lo que sumado a los efectos del cambio climático ya presentes han ocasionado no pocos daños, consideró.

                    Foto: José Manuel Correa

A pesar de ello, dijo, el riesgo agrícola solo cubre el 7,4% del área, dificultando la obtención de buenos rendimientos y el enfrentamiento a las prolongadas sequías.

Por otra parte, los insumos nacionales para la producción agropecuaria han estado afectados por falta de materias primas, en tanto, los de importación se han mantenido en negociación, sin ofertas y atrasados los pagos por existir deudas de años anteriores, así como la imposibilidad de obtener ofertas por los esquemas financieros aprobados, reconoció.

«Los más afectados han sido la producción de fertilizantes, plaguicidas, medios de protección, equipos de riegos y sus partes de piezas y repuesto, envases de hojalata, sacos de yute y polietileno, implementos de equipos agrícolas, neumáticos, bujías, cemento y materiales de terminación destinados al aseguramiento del proceso inversionista».

Para el 2020, los niveles aceptados de insumos son similares al 2019. Los valores de inventarios como primera fuente del plan son mínimos y en algunos surtidos casi nulos, informó.

«La carencia de insumos principales durante este año provocó la insuficiencia de fertilizantes, lo cual a su vez generó afectaciones entre el 15-45% de las áreas sembradas, solo se satisfizo el total de cultivos de papa y tabaco. Entre los cultivos más afectados se encuentran el arroz, café, frijol, maíz, plátano y tomate. La ganadería, por otra parte, no recibió prácticamente ningún fertilizante del que estaba planificado».

Para el próximo año, aseguró, las siembras totales solo se protegerán en un 28%, en tanto, se planificó proteger con la fertilización química y biológica el 100% del tabaco, arroz, papa, tomate de industria, casas de cultivo y semillas.

El objetivo principal de esta inversión es hacer productiva la tierra aledaña con alimentos que sustituyan importaciones y auto abastezcan a la población del municipio.

Las inversiones de la actividad presupuestada están dirigidas fundamentalmente a fortalecer la red de laboratorios de sanidad agropecuaria. En los últimos cinco años se han adquirido maquinarias agrícolas de casi cuatro tractores y se han puesto bajo riego 21 324 hectáreas, insuficientes pero un poco alentador de lo que se venía haciendo en los últimos años.

Para la agricultura, como para el país, resulta estratégico la inversión extranjera. En este sentido, explicó el ministro de la Agricultura, contamos con cinco empresas mixtas: tres de ellas en el tabaco, una en el arroz y otra para la producción y procesamiento de cítricos y frutales.

                    Foto: José Manuel Correa

De igual forma, se cuentan con varios proyectos en diferentes etapas dirigidos a la producción de ganado menor y vacuno; a la producción y exportación de resina de pino y sus derivados; beneficio y envasado de carbón vegetal; construcción de una bioléctrica de 20 MW a partir de la biomasa, entre otros.

En el proceso, se necesita mayor celeridad a las negociaciones y diversificar las ofertas de inversión. Se aprobó y se encuentra en su primera etapa de ejecución la empresa mixta Tropical Contramaestre S.A para la producción agroindustrial de cítrico y frutales.

Se encuentran en negociación, con perspectivas de concreción, cuatro proyectos para la producción de pollo de engorde, donde se prevé producirlo en las provincias de Pinar del Río, Mayabeque, Artemisa y en la Zona Especial de Desarrollo Mariel.

También se trabaja en cuatro proyectos de inversión extranjera para la producción de carne de cerdo y su comercialización en canal, a ejecutar en las provincias de Cienfuegos, Villa Clara, Mayabeque y Artemisa.

Rodríguez Rollero comentó que se evalúan otras ofertas de empresas extranjeras que se encuentran en negociación con  prioridad para las que generen fondos exportables o sustituyan importaciones.

Los créditos externos, agregó, respaldan el desarrollo de las Plantas de bioplaguicidas, de productos inyectables de Labiofam, casas de cultivos de implementos agrícolas; así como equipos, maquinas e implementos para desarrollo de la ganadería.

                     Foto: José Manuel Correa

El proyecto de desarrollo ganadero, que se ejecuta en la provincia de Camagüey, promueve el desarrollo sostenible del sector ganadero aumentando la producción de carne y leche, así como los ingresos anuales netos en las cooperativas con característica de créditos blandos a largo plazo.

El crédito de la Federación de Rusia para la reanimación del programa de cítrico comprende el desarrollo desde la siembra, casas de postura, preparación de suelos, tecnologías de riego para las cosechas, desarrollo de la industria existente, así como la estrategia para la comercialización.

Sobre el trabajo interno del sistema de la agricultura, el titular del ramo destacó que el mismo cuenta con 61 sitios web, 30 perfiles en la red social Facebook, 279 cuentas en twitter, tienen conectividad todas las delegaciones provinciales y territoriales excepto tres.

Se ejecuta, además, un proyecto de informatización de los registros públicos, 7 de ellos ya terminados, se ejecuta un proyecto desarrollo con el Ministerio de Comunicaciones hasta 2030 donde el mayor atraso se encuentra en las cooperativas no agropecuarias por la poca disponibilidad de infraestructura.

El sistema de la agricultura trabaja hacia el futuro por crecer en las exportaciones de productos tradicionales e incrementar en otros, conscientes que esta será la vía principal para obtener finanzas para el desarrollo, para reducir la dependencia del mercado interno y alcanzar la satisfacción de la demanda interna con apego al concepto de la seguridad alimentaria.

El ministro concluyó su rendición de cuentas con un reconocimiento a los trabajadores agrícolas, quienes, en medio de las difíciles condiciones económicas que presenta el país a consecuencia del bloqueo, despliegan alternativas para seguir produciendo con eficiencia. Del mismo modo, recalcó la voluntad del sistema de la agricultura de luchar por la seguridad alimentaria de la población, tanto en el ámbito nacional, como local.

Respecto al informe presentado, el diputado Sergio Rodríguez Morales reconoció lo vital de analizar los índices de crecimiento y producción asociados a la agricultura, pues «como refirió en una ocasión el primer secretario del PCC y General de Ejército, Raúl Castro Ruz, la producción alimentaria es un tema de alta seguridad nacional, pues ahí va la estabilidad del país».

                    Foto: José Manuel Correa

Por otra parte, expresó, las inversiones en la agricultura son muy riesgosas a causa de las condiciones climáticas y eso es un escenario no exclusivo de nuestro país, sino internacionalmente. A ello, se le suma otra problemática mundial: el éxodo de personas del campo a la ciudad. «Por eso creo que debemos reconocer también el trabajo de los agricultores y campesinos cubanos».

Cuba tiene tres grandes fortalezas para la producción de alimentos: voluntad política, conocimientos técnicos y potencial científico, de manera que si integramos estos elementos podemos avanzar en ese objetivo, concluyó.

——————————————————————————————————————————————-

Esta mañana intervendrán en el plenario los ministros de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, y de Agricultura, Gustavo Rodríguez Rollero. Ambos organismos han jugado un papel imprescindible durante la situación energética excepcional que vivió el país recientemente, dijo a los presentes Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

                     Foto: Juvenal Balán

El ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil, abordará, entre otros temas, los aspectos fundamentales de la ejecución del plan de la Economía en 2019. Deseamos que todo el pueblo conozca lo que se ha hecho y lo que está por hacerse, con ello lograremos que todo el pueblo se sienta parte del impulso que nuestra economía necesita, dijo el presidente del Parlamento cubano.

Durante su intervención, el Ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil, resaltó las medidas importantes adoptadas este 2019 en materia económica. Entre ellas, citó el incremento salarial en el sector presupuestado, que benefició a más de un millón 400 mil trabajadores, incrementando el salario medio en este sector de 667 a 1 067 pesos.

Asimismo, se adoptaron 28 medidas para fortalecer la empresa estatal socialista, actor fundamental del modelo económico. «Centramos nuestros esfuerzos por destrabar las fuerzas productivas, eliminar trabas, y consolidar de la empresa estatal», resaltó.

La economía cubana da señales de vitalidad, afirmó Alejandro Gil Fernández, Ministro de Economía.
Se estiman decrecimientos de la economía internacional, y de acuerdo con datos de la Comisión Económica para América Latina, el crecimiento en la región es moderado. En consonancia, hacia el 2020, se estima que la Economía cubana crezca solo un 1.3 %, matizado por el complejo contexto internacional. Sin embargo, aunque moderado, no deja de ser alentador.

Este año estuvo matizado por el impacto del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los EE.UU a Cuba, añadió.

El gobierno norteamericano, para asfixiarnos, ha impedido que arribe combustible a nuestro país y, en gran medida, las limitaciones y carencias están asociadas con el impacto del bloqueo y el ensañamiento para que al país no arribe combustible. Esto se ha arreciado desde abril, afectándose el transporte, la paga de algunas inversiones, y la desaceleración en otras. También esto impactó en la agricultura, con afectaciones de la campaña de frío y la zafra; en la red minorista de tiendas, hemos tenido dificultades, incluso cuando hemos tenido los productos en el puerto. Hemos vivido un año muy tenso, comentó.

Ante el complejo escenario internacional, dijo Gil, respondimos con más unidad, no se han aplicado ni aplicaremos medidas neoliberales, no hemos cerrado escuelas ni hospitales, no se incrementaron los precios del combustible ni de la electricidad para disminuir el consumo, al contrario, se convocó al ahorro entre todos. El objetivo es que el país no retroceda, que continúe avanzado, es una estrategia sobre la cual tenemos la obligación todos de trabajar.

Está en nuestras manos que la economía aporte más riquezas, aseveró Alejandro Gil. Hay problemas que dependen de nosotros y no de factores externos, aunque no podemos desestimar las incidencias del bloqueo y lo que le cuesta a nuestro país esta medida ilegal y extraterritorial.

En este contexto, en 2019 se adoptaron un conjunto de medidas para impulsar la economía, como el incremento salarial en el sector presupuestado, con lo cual se benefició a más de 1 millón 400 mil de trabajadores, incrementado el salario medio de 667 a mil 67 pesos, lo que benefició a la familia cubana y en sentido general a toda la sociedad, expresó.

Asimismo, informó, se iniciaron las ventas en divisas para enfrentar desde el lado de la oferta la salida de divisas frescas del país, pues estamos en capacidad de dar una respuesta ante esa demanda solvente y comenzamos con la apertura de tiendas en La Habana y en Santiago de Cuba, y se ha ido extendiendo a otros territorios del país. Además, fueron aprobadas 28 medidas en función de fortalecer la empresa estatal socialista.

Nuestra hoja de ruta es fortalecer la empresa estatal socialista en función de destrabar las fuerzas productivas, aseveró.

Este año se estima el arribo de 4,3 millones de visitantes. Hay que reconocer el esfuerzo que se ha hecho en ese sentido. El turismo tiene un nivel de cumplimiento meritorio.

Se crean 3 918 nuevas capacidades en el turismo. Nuevos hoteles como Internacional Varadero, el Paseo del Prado. Se han concluido 43 700 viviendas para la población, se está sobrecumpliendo el plan que teníamos para este año.

                    Foto: Juvenal Balán

Iniciamos pasos en función del incremento y la diversificación de las exportaciones.

Además, se ha resuelto más de 47 000 afectaciones en la vivienda como resultado de eventos meteorológicos anteriores. De más de 8 000 afectaciones provocadas por el tornado en la capital, se han solucionado 99,6%, incluyendo 1 239 derrumbes totales resueltos.

Se incrementa el empleo este año en 32 500 ocupados en la economía. Hay 4 515 200 ocupados en la economía, se ha avanzado en la creación de empleos.

Se ha avanzado en la informatización de la sociedad, hay disponibles plataformas en el comercio electrónico como transfermóvil y enzona. Igualmente, se han habilitado 600 000 nuevas líneas y hay 6 millones de líneas activas en el país.

Hay afectaciones, pero el país tiene avances en materia económica. En materia hidráulica se han rearado 636 kilómetros de redes y conductoras. Se concluyen importantes inversiones como la industria mixta para la producción de pañales desechables.

10 mil millones de pesos en la ejecución de la economía se estima para cerrar el año, se han logrado concluir inversiones y se ha avanzado en otras.

El titular del ramo comentó, además, que se ha trabajado en la reanimación de ciudades y poblados en la recuperación de inmuebles y servicios en la capital por el 500 aniversario con un conjunto de obras, y se mantiene el trabajo en el resto del país con una reanimación general.

Sobre la Tarea Vida, Política de país enfocada a disminuir el impacto del cambio climático en la Isla, Gil resaltó que se desarrollaron inversiones para garantizar la conservación de más de 21 mil hectáreas de superficie agrícola, se fomentaron 26 mil hectáreas de bosque y se sincronizaron 63 parques solares fotovoltaicos.

Se trabaja en la recuperación de la playa de Varardero, por lo que, destacó, no se han descuidado ninguna de las actividades que se identificaron en el plan de la economía en 2019, aunque no podamos alcanzar todos los objetivos propuestos.

En medio de las limitaciones y gracias al pueblo, estimamos que la economía cubana no va a decrecer en el 2019 y consideramos un resultado meritorio y es otra derrota al bloqueo norteamericano. «Estamos demostrando que la economía tiene capacidad de resistir, reponerse y continuar avanzando».

La CEPAL ratificó el estimado de crecimiento para la economía cubana en el entorno de un 0.5% en el 2019; en estos momentos se está trabajando con la Oficina Nacional de Estadística e Información para conciliar la información y ofrecerla por sectores.

La economía ha dado señales de vitalidad y se adoptan decisiones para impulsarlas en este contexto y se estima que podemos garantizar que no haya decrecimiento y se creen mejores condiciones para desarrollarla en años futuros.

Aun cuando no alcancemos las metas previstas, hemos logrado mantener niveles de actividad importantes para la economía.

«El punto de partida del Plan de la Economía en el año 2020 es de cuántos ingresos en divisa va a disponer el país», agregó. «No podemos gastar más de lo que ingresemos, debe haber un equilibrio entre ingreso y asignación».

Gil Fernández destacó que este año centraremos los esfuerzos en función de incrementar las exportaciones de bienes y servicios y, consecuentemente con ello, aumentar los ingresos en divisa.

La industria nacional se desarrolla trabajando, dijo Gil.

                     Foto: Juvenal Balán

Cuando una industria nuestra no se explota por falta de financiamiento—dijo— y ese producto lo estamos importando, no estamos cumpliendo con la estrategia. Pensar como país es también cuestionarnos si lo que se importa puede adquirirse en el país.

«Démosle una mirada positiva a la industria nacional; tenemos que incrementar la calidad de las producciones nacionales», dijo.

Asimismo, se refirió a la necesidad de ajustarse a los recursos disponibles, y llamó la atención sobre el cobro de las exportaciones, un aspecto en el que el país ha mantenido una tendencia negativa. «El saldo de las cuentas por cobrar en el exterior es alto», expresó.

Además, el titular del MEP aludió que se trabaja con un plan sin directivas específicas, de modo que los intercambios con los productores no limite sus capacidades. «Se trabajó con la CTC y el diálogo dio frutos. Cuando se presenta el análisis de la economía con la base productiva, la intención no puede ser dar cifras “bajadas desde arriba”, tenemos que evitar el enmarcamiento del plan, para aprovechar al máximo las potencialidades de las producciones», dijo.

En este sentido, destacó que las exportaciones crecieron en un 3,7%, y explicó que «ese es un ingreso fresco para nuestra economía, porque no tenemos que devolverle dinero a nadie; no es como el crédito, que hay que devolverlo».

De acuerdo con Gil Fernández, en medio de las afectaciones por el bloqueo, el turismo cubano ha crecido y para el próximo año se planifican 4,5 millones de visitantes, a la vez crece el parque turístico, con nuevas capacidades. «El turismo es de gran impacto para el país, la estrategia es aprovechar sus potencialidades. Para ello es importante disminuir el componente importado y aprovechar la industria nacional para satisfacer su dinámica. Así, será mayor la ganancia neta», concluyó.

En tal sentido, sostuvo, se han adoptados dos decisiones importantes: la utilización de FINATUR, institución financiera no bancaria, subordinada al Banco Central de Cuba, para dar préstamos a la industria nacional con respaldo de liquidez para venderle al turismo; y que algunas provisiones que hoy este sector importa en mercados internacionales se puedan comprar en el país.

Según Gil, necesitamos una transformación profunda en el 2020, el llamado es a disminuir el componente importado del turismo y así aumentar las ganancias netas. En función de ello, también tenemos que preparar a la industria nacional para ofertar bienes y servicios con calidad.

Respecto a otros rubros exportables, el ministro mencionó el potencial del azúcar con más de 800 mil toneladas, lo cual ha sido previsto en el plan de la zafra en pos de garantizar las producciones planteadas. En el caso del tabaco, agregó, esperamos arribar a 300 millones de dólares en cuanto a las exportaciones, mientras que el níquel muestra cifras de más de 50 000 toneladas.

Exportar es hoy una prioridad, la única vía de desarrollo real que tiene la economía, sostuvo Gil, de ahí, la necesidad también de identificar otros sectores y ramas que puedan incidir en la sustitución de importaciones. La meta para el plan de la economía de 2020 es claro: exportar más.

En cuanto a las importaciones, aclaró, estas van dirigidas a respaldar los temas asociados principalmente con la alimentación y el combustible, que representan el 40% de las mismas. Debemos enfocarnos en lo que hoy se está importando, para en la medida de lo posible poner ahí una industria, ver lo que realmente podemos hacer aquí.

Para el plan 2020, informó el titular, se destinaron 240 millones de dólares más en la industria nacional y la agricultura, de lo que fue posible poner en el 2019.

Al explicar a los diputados lo que se espera en materia económica para 2020, Gil Fernández hizo referencia a medidas aprobadas este año, una de ellas la venta en tiendas en dólares.

Comentó que estas decisiones deben verse como una oportunidad de producir con destino al comercio interno en divisas. Además, mencionó las ventas a la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM), lo que permite que el sector empresarial pueda retener el 50% de la divisa que ingresa por las ventas.

Sobre la ZEDM refirió que la zona va en desarrollo, se concreta grupo importantes de negocios. Hay que aprovechar el turismo y aprovechar la demanda de bienes y servicios para evitar la importación y que esos dólares entren a la economía.

En la ZEDM hay 50 negocios, más de 260 millones de dólares, el intercambio comercial supera los 270 millones de pesos, también la Zona genera más de 7 400 empleos.

Afirmó el Titular de Economía que con medidas de este tipo el país busca pasar de una conducción administrativa de la economía a una conducción financiera, no de golpe sino crear pasos para que las empresas nacionales tengan acceso a la divisa para su desarrollo.

Parte importante de la información sobre la ZEDM llegó a los diputados a través de un audiovisual que muestra lo que se hace para sustituir importaciones y potenciar la industria nacional para poder entrar en mercados del primer mundo.

El ministro de Economía refirió que para el plan del 2020 se incorporó el crecimiento de la circulación mercantil minorista, con la proyección de un 20% del total, lo que tiene su causa en el contexto de ser imprescindible para mantener el equilibrio monetario en el país tener una oferta de bienes y servicios que nos permita recoger el dinero circulante.

En el 2020 vamos a enfrentar el incremento del salario en el sector presupuestado del año completo y, por esta vía, se va a inyectar en circulación más de 8 mil millones de pesos.

«El crecimiento de la circulación mercantil minorista que demanda recursos, insumos, control y aseguramiento, es una prioridad de plan de la economía para a su vez, garantizar mantener el equilibrio monetario en el país», explicó.

                    Foto: Juvenal Balán

En su intervención, el ministro recalcó que se propone llegar al año que viene a 32 mil millones de pesos en circulación mercantil minorista en el sistema del Mincin, lo que representa 7 mil millones por encima del estimado de este año.

«Todos los recursos que se ponen en función de la oferta a la población se vendan, sobren y se depositen en los bancos», recalcó.

En cuanto a los portadores energéticos, importante la necesidad de ratificar el ahorro, con una planificación de consumir sobre los 8 millones de toneladas de combustible; además, se prevé que las fuentes renovables de energía aporten el 6.5% del total de generación.

Gil Fernández recalcó la necesidad de mantener e incrementar las mediad de ahorro, al tiempo de no confiarnos ni creer que estamos mejor.

Comentó que antes de pedir una gota de combustible hay que ver hacia adentro el uso más eficiente del mismo y las medidas de control que se están aplicando y analizar qué más podemos hacer para ahorrar.

«Dejar de hacer no es ahorrar, ahorrar es alcanzar los niveles de actividad que tenemos previstos en el plan utilizando más eficientemente los combustibles», precisó.

De igual forma, se plantea la necesidad de ratificar la inversión extranjera como elemento fundamental para el desarrollo y en este sentido se tiene identificados 50 nuevos proyectos para el 2020 identificado al sector productivo, los alimentos y otros proyectos agropecuarios e industrial, avanzamos en ese sentido priorizando exportaciones.

Destacó que es importante además el encadenamiento de la inversión extranjera con la producción nacional para disminuir componentes importados.

El titular del MEP destacó como una de las estrategias básica para el 2020 la disminución del componente importado del turismo, y el de la inversión extranjera. «Hay que evaluar su aporte por el grado de encadenamiento con la industria nacional.

La verdadera sustitución de importaciones se expresa en el encadenamiento con la industria nacional». En el caso de las inversiones—dijo— vamos a seguir creciendo. «Un 20% de crecimiento, que aún es insuficiente paras las demandas de la economía. Se incorporan 4 mil nuevas capacidades del turismo, 40 mil nuevas viviendas en el segundo año de la política, se amplía la capacidad del cemento para crecer en las construcciones, entre otras inversiones de corte social. Estamos planteando que con estas inversiones se crearán cinco mil nuevos empleos, con un alto valor agregado».

En este sentido, subrayó: «Hay que resolver los problemas en el proceso inversionista. Los estudios de factibilidad muchas veces diseñan un contexto distinto al que tenemos, eso es falta de previsión y de análisis. Luego de aprobarlos en el plan de la economía, no se alcanzan los resultados deseados con las inversiones realizadas. Inversiones hechas así, nos empobrecen, no nos desarrollan. Porque no es solo construir una fábrica, sino hacerla producir para devolver el crédito. Es una tarea pendiente entre las cuestiones prioritarias de la economía: las inversiones tienen que rendir».

                     Foto: Juvenal Balán

De acuerdo con el ministro, como parte de la política de la Revolución, se fomentan, entre otros, proyectos de desarrollo local, crece el transporte de pasajero y de carga, se invierte en programas sociales como salud, cultura y deporte.

«En ese contexto planteamos para el 2020 que debemos respaldar una tasa de crecimiento del PIB al 1 %. Son necesarias las búsquedas de alternativas para no renunciar a cumplir el plan. Con los niveles actuales se incrementa el empleo en 0,7%, el salario medio alcanza los 989 pesos, y la productividad del trabajo se proyecta en12 766 pesos, para un crecimiento, aún insuficiente, del 0,6%,» concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *