Inició cosecha de la papa en Matanzas

Por la Unidad Básica de Producción Cooperativa Gispert, en el municipio de Colón arrancó hoy la cosecha de la papa correspondiente a la campaña 2019-2020 en la provincia de Matanzas.

De acuerdo con el jefe de producción, Heberto Soto, el tubérculo se nota en óptimas condiciones en este primer saque. Además cuentan con la fuerza de trabajo y los insumos para afrontar el cultivo de las 154 hectáreas y se prevé obtener altos rendimientos.

Gispert igualmente sobresale por poseer un jardín de semillas con 80 variedades de papa, una fortaleza para las futuras campañas.

Automáticamente que se coseche el tubérculo se trasladará a las placitas y puntos de ventas de la ciudad de Matanzas para iniciar el martes la comercialización.

De acuerdo con Carlos Luis Naranjo, delegado del Ministerio de la Agricultura en la provincia, paulatinamente se les venderá a los territorios de Cárdenas, Colón y Ciénaga de Zapata hasta completar los trece municipios matanceros.

Para este campaña se sembraron mil 800 hectáreas y se prevé lograr 38 mil toneladas, seis mil más que el año anterior, con rendimientos que superen las 17.5 toneladas por hectárea en la romano nacional y 22.5 en la importada.

Las empresas Máximo Gómez, Lenin e Integral Agropecuaria aumentaron en trescientas hectáreas este año la cantidad de hectáreas dedicadas al cultivo de la papa.

Como novedad en la campaña destaca la incorporación la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) 10 de Octubre, de Jagüey Grande, después de seis años alejada de esta labor agrícola.

Históricamente en la Llanura Habana-Matanzas se siembra papa en la llamada temporada invernal por las bajas temperaturas de la zona, las escasas precipitaciones y la riqueza en nutrientes de sus suelos ferralíticos rojos.

Durante décadas el país ha priorizado este importante cultivo y cada año invierte considerables recursos en él a pesar de las restricciones derivadas del bloqueo económico comercial y financiero impuesto a la Isla por los Estados Unidos.

Precisamente este año, fue este uno de los pocos cultivos al que se le logró asegurar el paquete tecnológico para su desarrollo vegetativo por el valor nutricional y las potencialidades productivas del tubérculo.

*Fotos Iris Quintero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *