El sistema de salud cubano es el más seguro

Margarita Alarcón Guerrero acudió bien temprano al consultorio del Médico de la Familia número 32 para informar sobre un familiar suyo que llegó recientemente de los Estados Unidos.

Ella, preocupada, aseguró que lo hace solo con la intención de colaborar con el sistema de salud cubano y así tengan mayor control de las personas que entran a la comunidad procedentes de países infestados con el coronavirus.

“Vine hasta con el carné de identidad, para que tomen los datos de mi familiar”, dijo, “exhorto a los cubanos que reciban visitas del extranjero, que tengan síntomas o no, que se lleguen a su Médico de Familia para informarlo, eso es lo menos que podemos hacer por el bien de todos.

“Yo estoy segura, continuó, que podemos confiar en la Salud Pública cubana,  pero sin entrar en pánico debemos mantener la vigilancia con esta pandemia”.

La licenciada en Enfermería, Adis Sánchez Arencibia, del consultorio ubicado en el Reparto Reynold García, en la ciudad de Matanzas, expresó, “Margarita no es la única persona que llega con similar acción, eso demuestra el nivel de información que tiene nuestra población sobre el nuevo COVID-19.   

“En el área de salud tenemos siete hostales y en dos de ellos se encuentran hospedados un ciudadano italiano y uno de los Estados Unidos, los cuales reciben la pesquisa diaria para evitar la propagación del virus”, aseguró. 

“Además, dijo, tenemos dos ciudadanos cubanos que recientemente viajaron a México y también se les realiza el control y chequeo establecido por nuestro Ministerio, aunque hasta la fecha no presentan síntomas relacionados con el coronavirus.

“Tenemos en nuestra área de salud una Casa de Abuelos con cerca de 25 adultos mayores que presentan diferentes enfermedades de base, propio de la edad, a los cuales visito junto al médico de la familia, se les toma la temperatura, la tensión arterial y otros controles”, añadió.

En ese centro realizamos audiencias sanitarias e invitamos a los vecinos para que participen, se les explica cómo debe ser el lavado de las manos y el tiempo, como protegerse al toser o estornudar, no tocarse con las manos la cara, boca, ojos y nariz y si alguno presenta malestar siempre informarlo”, agregó la enfermera.

Por su parte, el doctor Osniel Malpica Suárez señaló, “es importante que la población conozca los síntomas del coronavirus porque a veces suele confundirse con un catarro común. Para eso hacemos las audiencias sanitarias en los lugares más concurridos por los habitantes del Reparto, como la placita, la bodega, la farmacia.

“En ocasiones llegan a la consulta pacientes con sintomatologías gripales asociadas al virus de la influenza, los cuales reciben seguimiento por siete días. La cuestión no es entrar en histerias ni pánicos, es adoptar las medidas de protección que se explican”, señaló el galeno.

“Aquí en el consultorio recibimos y orientamos a las personas que necesiten informarse sobre el COVID-19. Eso ha ocurrido con alumnos de la escuela primaria René Fraga Moreno y de la secundaria básica Protesta de Baraguá, ambas enclavadas en la zona, y también con vecinos”, expuso.

Ahora Margarita Alarcón Guerrero, vecina del Reparto Reynold García, en la ciudad de Matanzas, siente tranquilidad porque ya su familiar recibió la primera visita del médico y la enfermera del consultorio y reafirma que el sistema de salud cubano es el más seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *