Doctora cienfueguera positiva a la Covid-19: “como médico cubana sigo firme”

La doctora Yanela Armenteros Suárez, de solo 29 años, natural de la tierra del Benny, Santa Isabel de las Lajas, en la provincia de Cienfuegos, Cuba, trabaja en la Clínica Internacional de Cienfuegos. Durante su guardia médica el pasado 20 de marzo atendió a una paciente croata proveniente de Alemania que resultó días después positiva a la Covid- 19.

Yanela asistió a la extranjera y la remitió a un centro de aislamiento en consecuencia con las medidas que ya enfrentaba el país para mitigar la propagación de la nueva epidemia.
La paciente resultó positiva, mas su doctora fue aislada también en la mañana del 24 de marzo de manera inmediata para cumplir con las medidas sanitarias que establece el Ministerio de Salud Pública en Cuba.

El día 27 de marzo Yanela Armenteros resultaba positiva al nuevo coronavirus, dolores intensos de cabeza y deposiciones pastosas indicaban la presencia en su cuerpo de una enfermedad que jamás pensó enfrentar desde la posición de enferma.

Hoy la doctora Yanela evoluciona favorablemente desde el área de cuidados médicos del hospital Mario Muñoz Monroy, de Matanzas. Sin embargo, la médico cubana nos deja una enseñanza de vida con cada una de sus palabras:

“Jamás pensé enfrentar la enfermedad desde esta posición. Se suponía que debía combatir la Covid 19 con mi bata blanca a cuesta, es esencial que entendamos que nadie está a salvo de ello. Nuestro personal de Salud cada día se expone al máximo para enfrentar la pandemia, desde nuestros especialistas, hasta los jóvenes estudiantes de Medicina que están en las calles realizando pesquisas…

“A pesar de las excelentes atenciones que nos brindan aquí dentro, me preocupa mi familia, extraño mucho a mi pequeño hijo (se le quiebra la voz), todos los días pienso que pude haberlos puesto en riesgo, debemos ser extremos en las medidas a adoptar. Tenemos que asumir que este virus es una amenaza para nuestras familias, nuestros seres queridos. Un simple descuido puede cambiarlo todo.”

Los días transcurren en el hospital Mario Muñoz y la doctora nos confiesa cómo llevan la vida en esta zona roja, lugar del hospital donde permanecen los casos positivos:

“Mira, aquí dentro, aun cuando todos los pacientes somos positivos continuamos tomando severas medidas de contención de la epidemia. Veo a los médicos exhaustos, pasando jornadas largas junto a nosotros, con insomnio, necesitando de sus hijos, del abrazo de sus familiares y eso me confirma aun más que debemos cuidarnos, por nosotros y por ellos, que también son seres humanos, ellos velan por nuestras vidas y eso merece todo el respeto y la disciplina del mundo de parte nuestra.”

Yanela regresará a su clínica y volverá a cumplir sus funciones de galena, aunque hoy deba resignarse a recibir tratamiento como paciente. Las ansias de volver a abrazar a su pequeño gritan más alto que el perjuicio del coronavirus alojado en su torrente sanguíneo:

“Mi mente está positiva todo el tiempo, es importante no deprimirse para que las defensas del organismo no decaigan, sigo fuerte por mis familiares, por mi pequeño, porque voy a volver a sanar y a batallar desde mi posición inicial de medico cubana. En esta batalla continuaremos firmes y lucharemos hasta vencer”.
Jessica Rufín Hernández.

2 comentarios

  • Imer Olivera León

    Comparto esa proeza de Yanela: “Todos los días hay que luchar porque ese amor a la humanidad viviente, familias todos, se transforme en hechos concretos, en actos como el suyo, que sirvan de ejemplo, de movilización, de altruismo.” Gracias por mantener esa posición.

  • antonia chaveco reinosa

    Si saldras pronto, de esa zona roja, gracias a dios tu niño no fue enfermo mucha fe, mente positiva tienes una linda juventud la ciencia, tu fortaleza y dios haran que pronto estes en tu hogar. Que nuestra Virgen de la Caridad del Cobre guie tu camino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *