Tiempos de actuar con sensibilidad y responsabilidad (+audio)

Entre las estrategias que se aplican en la Zona de Defensa de Versalles (ZDV), en la ciudad capital de Matanzas, para garantizar que la familia se mantenga en casa y evitar la propagación de la Covid-19, está la venta de comida cocinada.

Para ello han sido convocadas las administraciones de las unidades de la Gastronomía y de centros de trabajo que tienen comedores a diseñar ofertas en que, con precios módicos, calidad de las elaboraciones, higiene y buena presencia, constituyan las cartas de presentación.

En el caso particular de la ZDV hoy desarrollan ese servicio las unidades ubicadas en el Mercado Ideal y la juguera de Versalles, el ranchón de Hershey, la parrillada, la cafetería ubicada en la esquina del antiguo hospital materno y el comedor M-8 perteneciente a la Dirección municipal de Educación.

Aunque la venta en los propios establecimientos tiene una buena demanda, la presidencia de la ZDV se afana en llegar con el servicio a las zonas de difícil acceso o muy distantes del centro urbano de Versalles.

A ello se suma la entrega en el propio domicilio de los abuelos que viven solos o personas con discapacidad, previa solicitud a la ZDV. Aquí se destaca la responsabilidad y la sensibilidad con que los trabajadores sociales y delegados han asumido esta tarea que llevan a cabo con sus propios medios, siempre en horas del mediodía, para garantizar que el almuerzo les llegue fresco a las personas, un gesto que todos agradecen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *