El campesinado matancero frente a la covid-19

Arazay Rojas López

La Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), del municipio de Matanzas, está integrada por los mil 373 asociados de cinco cooperativas de Créditos y Servicios (CCS) y dos de Producción Agropecuaria (CPA).

Para conocer cómo está reaccionando este sector en tiempos de la covid-19 conversé con Arazay Rojas López, miembro del Buró municipal de la ANAP en el territorio.

La dirigente informó que el objetivo fundamental del campesinado matancero es la producción de alimentos para el pueblo, con énfasis en aquellas viandas de ciclo corto y las hortalizas de estación.

Para cumplir con la tarea fueron visitadas todas las cooperativas y se vio en el terreno las posibilidades de cada cual. Además, se trazó el plan de siembra; en estos momentos ya se cumplió con lo programado en la labranza.

Señaló Rojas López que el territorio estuvo sometido a una intensa sequía y ahora muchas de las tierras se encuentran bajo agua. No obstante, los campesinos están a la espera de que bajen las mismas para reiniciar las labores y en un plazo de dos meses, aproximadamente, aportar alimentos a la ciudad.

Se refirió también a que, hasta el momento, ningún afiliado se ha contagiado con el coronavirus y que todos se encuentran cumpliendo el protocolo orientado por las autoridades sanitarias.

De igual forma la representante campesina acotó que no se han manifestado acciones de corrupción, ilegalidades, ni desvío de productos del agro, por lo que lo cosechado se ha donado o enviado para su comercialización.

Concluyó la miembro del Buró de la ANAP del municipio de Matanzas que los campesinos han realizado diferentes donaciones para los hospitales y centros de aislamiento y que la disposición es de hacer estas entregas las veces que sea necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *